PORTADA

NOTICIAS

EMA-RTV

ASOCIADOS

NUESTROS PROYECTOS

LEGISLACIÓN

CONTACTO

PARRILLA 2015

Argentina

La Comunicación es un instrumento básico en el Desarrollo de las sociedades al reforzar la identidad de los pueblos y su cultura, difundir conocimientos y valores; la comunicación permite la expresión, la educación, la salud pública y la libertad.

Proyectos:

1. La Tribu: Radio para campesinos y escuelas. 2004-05

2. Radios para comunidades aborígenes. Un proyecto desde las escuelas. 2004-05

3. Instalación de una red de emisoras de radio comunitaria en Santiago del Estero. 2005-06

4. Equipamiento y captación para las radios Quimili, Titina y Los Juríes. 2006-07.

5. Fortalecimiento de las radios comunitarias mapuches. 2008-09

6. Una quinta radio en Pinto para la red de medios comunitarios del MOCASE. 2008-10

7. Red de radios comunitarias del MOCASE: emisora en la localidad de Ojo de Agua. 2010-11

8. Implementación de una radio campesina en Paso Viejo. 2012-13

——————————————————————————————————————————————————————–

1. La Tribu: Radio para campesinos y escuelas. 2004-05

Por definición, La Tribu es el nombre de un colectivo de comunicación y cultura que nace de un grupo de estudiantes de la Facultad de Comunicación de Buenos Aires a finales de los 80 y ha crecido de manera incesante hasta convertirse en uno de los referentes ciudadanos en una de las grandes ciudades del Cono Sur.

En la práctica, La Tribu es un continuo tránsito de gente y de ideas, pasadas por la convicción de que es necesario recuperar la calle, acabar con la dormidera y los temores provocados en la ciudadanía por años de gobiernos que, cuando dejaron de ser dictatoriales, fueron corruptos y opresores.

La Tribu comenzó siendo una radio, pero dejó de ser solo una radio muy pronto. Cuando descubrió el potencial de una radio alternativa que, en plena ciudad, se convertía para la gente en un escaparate de indignaciones compartidas y en un escenario para la creatividad en todas sus expresiones culturales y artísticas. En la vida cotidiana del colectivo La Tribu, la mezcla entre la denuncia, la acción colectiva y la proyección creativa generan un discurso constante de construcción de un futuro materializado en el presente de cada nueva propuesta. La radio es la discusión para diseñar cada nuevo día, a través de un catálogo de programas que abarcan la más amplia y heterogénea audiencia que pueda imaginarse, una realidad distinta y mejor.

La ciudad de Buenos Aires ofrece motivos suficientes para todo ello, pero una de las virtualidades del proyecto se centra en la capacidad de trazar líneas de acción que han ido ampliando su área de influencia inmediata para poner conocimientos, recursos y deseos de hacer de la comunicación un instrumento básico para el desarrollo, a otros contextos desfavorecidos del país. La experiencia de La Tribu en capacitación y gestión de proyectos comunitarios era el potencial que en la línea fronteriza, en las escuelas y el noroeste campesino, podía generar nuevas redes de relaciones, intercambio de conocimientos junto a las organizaciones sociales.

Con este objetivo y del conocimiento mutuo, La Tribu proyecta la configuración de una red de radios en el Noroeste del país, para activar todos esos procesos en la provincia de Santiago del Estero, con una población rural del 40%, muy superior al 13% que supone en todo el país y con niveles de pobreza que a comienzos de siglo situaban a casi el 60% de la población por debajo de la línea de pobreza. Se trataba de unos cuatro millones de personas dispersas en comunidades muy distantes y con una pésima, en ocasiones impracticable red de vías de comunicación, dedicadas a los sectores primarios y sin acceso a medios de comunicación propios, estatales, privados o públicos.

En medio de una “audiencia estéril”, “de oídos casi vírgenes” sin la práctica opción de elegir qué medio de comunicación oír, con una muy fuerte articulación en torno a la tierra y vínculos profundos en relación a las organizaciones sociales de reivindicación de la propiedad del colectivo campesino, el proyecto originario buscaba dotar a Santiago del Estero de sus propios medios de comunicación, los únicos medios ciudadanos, alternativos, no-comerciales y los primeros medios propios. Para ello, la mejor plataforma ya consolidada era el Movimiento Campesino de Santiago del Estero, el MOCASE, una organización de productores minifundistas, con el que La Tribu ya trabajaba en la mejora de las condiciones de vida de los campesinos y en paliar las consecuencias de unas durísimas condiciones de aislamiento cultural y social.

En ese contexto, EMA-RTV asume el reto de contribuir con La Tribu a la construcción de una red de radios comunitarias que sería parte de una estrategia más amplia para reforzar las relaciones entre organizaciones y familias de la zona, más de diez mil. La radio se revela como un lugar común para compartir y recuperar capacitación, cultura, lengua quechua y esperanzas de futuro, sin pensar en emigrar.

La primera satisfacción fue Radio Quimilí, desde su salida a las ondas, radio 24 horas al día hecha por la comunidad, en el departamento de Moreno, provincia de Santiago del Estero. 24 horas, sí, desde el primer día y sin parar. Radio Quimilí fue sólo el comienzo de una serie que ya ha puesto a funcionar tres radios en distintos puntos del país y ha dado vida a las radios escolares en comunidades aborígenes.

Subir a Índice de Proyectos

———————————————————————————————————————————————————————

2. Radios para comunidades aborígenes: Un proyecto desde las escuelas. 2004-05

En Argentina, la situación de marginalidad y pobreza es especialmente grave al norte del país, en las provincias de Santiago del Estero, Salta, Jujuy, Formosa y Chaco. Según las últimas estadísticas, estas dos últimas, junto a Corrientes y Misiones albergan a casi dos millones de pobres.

En un contexto de concentración de medios y exclusión social de la población más vulnerable, el Ministerio de Educación del país reconoce la existencia de más de 200 radios en escuelas públicas, en numerosas ocasiones en zonas con alta densidad de población aborigen. A ese alto grado de pobreza y exclusión hay que sumar el aislamiento geográfico y escasos niveles de desarrollo económico. Con este diagnóstico, el colectivo argentino La Tribu y EMA-RTV comenzaban a diseñar un programa de reactivación de las radios comunitarias que con cobertura local, podían acompañar procesos de reafirmación de la identidad de colectivos que por todo lo anterior se encontraban en una situación de bloqueo en las posibilidades de provocar una transformación de su propia realidad.

La exclusión provoca aislamiento e impide el desarrollo intercultural de la conciencia colectiva, también entre las víctimas de la discriminación. El objetivo del proyecto era actuar frente a todo ello, introduciendo la perspectiva intercultural y educativa en la comunidad, incrementando sus niveles de participación y capacitando a la población aborigen para su incorporación a los equipos de producción y gestión de unas radios escolares con presencia mayoritaria de población criolla.

Tras una primera etapa de capacitación, el fortalecimiento de redes sociales y un incipiente desarrollo de relaciones entre etnias, se requería una segunda fase de talleres, en los que el colectivo La Tribu ha encontrado a través de EMA-RTV, la complicidad de instituciones andaluzas con fondos destinados a cooperación internacional.

Integrantes de comunidades aborígenes, promotores de las radios escolares, líderes locales han evaluado los resultados de aquella primera experiencia iniciada por La Tribu, en cuatro regiones del país: la zona andina, de población kolla; en el Chaco salteño y el Ramal jujeño, de etnia ava-guaraní y wichí; la Patagonia, habitada por mapuches; y el centro del país, de población toba. La perspectiva ha cambiado y de las dormidas radios escolares se ha pasado a foros en los que se han revisado criterios de participación y contenidos, así como el papel que ahora tienen como protagonistas de la construcción de un nuevo discurso informativo que refleja su realidad, desde sus conocimientos y reflexiones del papel de la radio en la comunidad y de la comunidad en su contexto geográfico y mundial, como pueblo y como parte activa en el diseño de su futuro.

Tres años de trabajo en el noroeste del país y una primera experiencia radiofónica con el Movimiento Campesino de Santiago del Estero (MOCASE), abrían apetito de más radio, un contagio provocado por el entusiasmo de la ciudadanía y una participación sorprendente en la radio de Quimilí, que desde su inauguración ha mantenido a diario una programación de 24 horas al día. El empuje inicial confirmaba la demanda de comunicación de una población en condiciones extremadamente difíciles, ávidas, no obstante, de un lugar común que compartir. Pese al aislamiento geográfico, pese al desconocimiento inicial de lo tecnológico, pese a las delicadas condiciones económicas, pese a podríamos seguir reproduciendo datos y cifras, pero en resumen, pese a todo, la población de aquella zona elegida casi como foco de un proyecto que sería piloto hasta evaluar los resultados, necesitaba oír y ser oído; en definitiva, necesitaba comunicación.

El objetivo inicial: crear las radios de Quimilí (FM del Monte), Tintina (FM Sacha Huaira) y Los Juríes (FM La Simona) y, una vez capacitados los equipos humanos básicos para su funcionamiento, el desarrollo de los proyectos llevados a cabo con el Movimiento Campesino de Santiago del Estero se orientaba a crear un espacio virtual común que conectara los lugares abiertos por cada una de las emisoras, para responder a su audiencia inmediata. Se imponía comenzar a pensar en red.

El impulso inicial tiene ahora un sentido más instrumental, teniendo en cuenta que nos referimos de una población de unas 300.000 personas. De nuevo la realidad define los objetivos del proyecto. En las zonas urbanas de Santiago del Estero el 60% de la población vive en condiciones de pobreza, un elevado porcentaje de población adulta no ha finalizado el nivel primario y el acceso a la educación formal para niños y jóvenes es complejo por las condiciones de vida de la población campesina. No hay medios de comunicación locales que activen la participación ni den espacio a la identidad de pueblo y sus expresiones autóctonas. Las circunstancias económicas también pueden ser invertidas desde la radio.

En este sentido, hablamos de una población que se dedica fundamentalmente a los sectores primarios agropecuario y forestal, con mínimo desarrollo manufacturero y algunos aportes provenientes de la venta informal de carbón o ganado. El principal cultivo, el algodón, se está complementando con la producción creciente de soja, que pese a suponer cierto alivio económico, va acompañado de un aumento de sustancias químicas y semillas transgénicas, en el 95% del país. El suelo se degrada, no poseen agua potable, electricidad, ni centros educativos accesibles. En este contexto, las familias crecen pero las condiciones siguen siendo precarias.

Las radios de Santiago del Estero pueden convertirse en una vía de transmisión de contenidos que respondan a esta realidad. Las emisoras son ya un referente para las familias y las comunidades en que se asientan, de modo que pueden incidir de manera directa en la escasa alfabetización, mediante la difusión de contenidos educativos.

Teniendo en cuenta el esquema económico de la zona, las radios pueden ser el instrumento de difusión de programas de apoyo al desarrollo rural sostenible, a los sectores productivos ya existentes, con un perfil ecológico menos agresivo hacia un entorno que sin elementos que agraven su degradación, ya se muestra duro con sus pobladores. La radio se convertirá así en un lugar de conocimiento, para la promoción de actitudes productivas y de desarrollo, más respetuosos con el medio ambiente y los recursos naturales de los que vive la mayoría de la población. Un camino de ida y vuelta, en definitiva, para fortalecer la radio incrementando la oferta de capacitación de la ciudadanía y para superar los primeros objetivos ya logrados de puesta en marcha y estabilidad de las tres emisoras.

La experiencia que tienen las radios y el inquietante proceso de participación que han motivado, hacen necesario convertir en audiovisual el espacio social que ya ha conquistado la radio, proyectando para un futuro cercano la instalación de un Centro Cultural Audiovisual en Quimilí. Una nueva ilusión colectiva para trasladar a lenguaje audiovisual los materiales educativos, divulgativos, ecológicos y culturales locales que ya desarrollan en la radio.

Subir a Índice de Proyectos

———————————————————————————–

3. Instalación de una red de emisoras de radio comunitaria en Santiago del Estero. 2005-06

El Movimiento Campesino de Santiago del Estero agrupa a 9.000 familias campesinas de esta provincia. Estas comunidades viven en el marco de una economía de subsistencia, se dedican a la cría de animales, a la agricultura y a la fabricación de productos manufacturados como conservas, dulces y tejidos que intercambian a través de pequeñas cooperativas. La falta de acceso a todo tipo de servicios caracteriza su situación: no tienen acceso al agua potable ni a una atención sanitaria básica y para llegar a las escuelas deben recorrer largas distancias.

Estas condiciones hacen que a la pobreza estructural de campesinos y campesinas se sume una preocupante realidad: el aislamiento geográfico, y su correlato, el aislamiento cultural. Éste implica la falta total de acceso a medios de comunicación tanto masivos como interpersonales. En el marco de este proyecto general, en conjunto con EMA-RTV y con el apoyo de las Diputaciones de Jaén y Sevilla, se han instalado dos emisoras de radio en las comunidades de Quimilí (en el año 2002) y Tintina (en el año 2003), y posteriormente, se instaló una radio en la localidad de Los Juréis. La puesta en marcha de las emisoras implica un proceso de capacitación en cada una de las comunidades campesinas para que éstas puedan autogestionarlas. En este sentido, se realizan talleres de operación técnica, producción radiofónica, gestión de medios comunitarios y comunicación y desarrollo. Los beneficiarios pues de este proyecto son la población campesina y las comunidades indígenas de la provincia de Santiago del Estero, un total de 16. 000 familias que a medida que las radios comunitarias fortalezcan sus capacidades de incidencia comunitaria verán incrementadas sus posibilidades de expresión, comunicación y participación en las estrategias de desarrollo social local de las comunidades.

Subir a Índice de Proyectos

——————————————————————————————

4.Equipamiento y captación para las radios Quimili,Titina y Los Juríes. 2006-07

El acceso de estas comunidades a la cultura como espacio de expresión y recreación sería inexistente sino fuera por la labor que están haciendo las tres radios comunitarias instaladas en el marco de este proyecto. Estas radios han brindado la posibilidad a campesinas y campesinos de encontrarse, a través de la radio, con un conjunto de manifestaciones artísticas –sobre todo musicales y literarias- que les eran completamente desconocidas. La radio opera pues como un potente mediador cultural que puede generar un puente entre las comunidades locales y las culturas globales. Acercarles no solo información y contenidos sino también manifestaciones artísticas plurales.

A diferencia de otros países de América Latina, en Argentina es escasa la presencia de medios comunitarios en zonas rurales, campesinas y/o de población aborigen. Resulta fundamental para la calidad de vida y el desarrollo económico, social y cultural de los y las pobladores que estas comunidades posean medios para comunicarse entre sí, para contar con la posibilidad de expresarse, dar su parecer, hacerse oír e insertar a la comunicación como dimensión fundamental para potenciar las estrategias de desarrollo rural integral existentes en la región ya sea relacionadas con el desarrollo productivo y el ecodesarrollo como con la preservación y fomento de las culturas y lenguas de las comunidades y la delicada situación de la infancia y las mujeres en las zonas rurales de Santiago del Estero. La posibilidad de contar con un medio de comunicación provoca la inclusión social y cultural de un sector (la mayor parte de la provincia de Santiago del Estero) que actualmente se encuentra en situación de discriminación con respecto al resto de la población argentina que sí tiene acceso a los medios de comunicación y a la posibilidad de ejercer su derecho a la expresión. Contar con un medio de comunicación en la comunidad implica también la ampliación de los horizontes de los pobladores actualmente anclados en un modo de vida exclusivamente ligado a la explotación de la tierra, con un alto índice de exclusión de la población femenina y sin ofertar a la población infantil y juvenil la posibilidad de emprender una vida desligada de la tierra y orientada a otras posibilidades laborales, sociales y culturales en un futuro próximo Por ello, el objetivo de este proyecto es el de consolidar la gestión integral y la incidencia de las tres radios comunitarias que actualmente gestionan las comunidades campesinas de la provincia de Santiago del Estero para contribuir al desarrollo social comunitario, democratizar el acceso de las y los campesinos a la cultura y promover el cumplimiento de los Derechos Humanos.

Subir a Índice de Proyectos

————————————————————————————–

5. Fortalecimiento de las radios comunitarias mapuches. 2008-09

Argentina no cuenta con políticas públicas claramente definidas en materia de nuevas tecnologías y comunicación comunitaria, y no es hasta el nombramiento del nuevo gobierno, encabezado por Cristina Fernández, en diciembre de 2007 que se ha creado una cartera ministerial destinada al desarrollo tecnológico que se espera contemple esta temática. Por ello, este proyecto busca fortalecer las capacidades comunicativas de las radios comunitarias gestionadas por organizaciones mapuches y campesinas para promover el desarrollo económico, social y cultural, la expresión de las identidades locales, la identificación de problemas, la construcción de puntos de vista propios y la valorización de las subjetividades de los/las integrantes de estas comunidades.

La información y la formación son dos armas de desarrollo para facilitar la toma libre de decisiones. Con el desarrollo de este proyecto, La Tribu, contraparte local del proyecto, podrá ofrecer a la población beneficiaria, una gran oportunidad de intercambiar información y participar en ciclos de formación, y lograr una mejora visible de la situación social en la que viven ellos y las comunidades y familias que comparten su realidad. El acceso de estas comunidades a la cultura como espacio de expresión y recreación sería inexistente sino fuera por la labor que están haciendo las radios comunitarias beneficiarias de este proyecto. Estas radios brindan la posibilidad a campesinas y campesinos de encontrarse, a través de la radio, con un conjunto de manifestaciones artísticas –sobre todo musicales y literarias- que les eran completamente desconocidas. La radio opera entonces como un potente mediador cultural que puede generar un puente entre las comunidades locales y las culturas globales. Puede acercarles no solo información y contenidos sino también manifestaciones artísticas plurales.

 

Subir a Índice de Proyectos

—————————————————————————————–

6. Una quinta radio en Pinto para la red de medios comunitarios del MOCASE. 2008-10

A diferencia de otros países de América Latina, en Argentina es escasa la presencia de medios comunitarios en zonas rurales, campesinas y/o de población aborigen. Resulta fundamental para la calidad de vida y el desarrollo económico, social y cultural de los y las pobladores que estas comunidades posean medios para comunicarse entre sí, para contar con la posibilidad de expresarse, dar su parecer, hacerse oír e insertar a la comunicación como dimensión fundamental para potenciar las estrategias de desarrollo rural integral existentes en la región ya sea relacionadas con el desarrollo productivo y el ecodesarrollo como con la preservación y fomento de las culturas y lenguas de las comunidades y la delicada situación de la infancia y las mujeres en las zonas rurales de Santiago del Estero

La posibilidad de contar con un medio de comunicación provoca la inclusión social y cultural de un sector (la mayor parte de la provincia de Santiago del Estero) que actualmente se encuentra en situación de discriminación con respecto al resto de la población argentina que sí tiene acceso a los medios de comunicación y a la posibilidad de ejercer su derecho a la expresión. Implica también la ampliación de los horizontes de los pobladores actualmente anclados en un modo de vida exclusivamente ligado a la explotación de la tierra, con un alto índice de exclusión de la población femenina y sin ofertar a la población infantil y juvenil la posibilidad de emprender una vida desligada de la tierra y orientada a otras posibilidades laborales, sociales y culturales en un futuro próximo. El proyecto, destinado a dotar a la municipalidad de Pinto de una radio y así ampliar la red de medios comunitarios del MOCASE, en Santiago del Estero, llevará acabo, entre sus programas, la creación de talleres que les permitan adquirir los conocimientos básicos para el uso y gestión de medios de comunicación y para la mejora de la foración básica. Al integrar estos programas formativos a los distintos sectores de población: niños, mujeres y hombres, se dedicarán espacios específicos de la radio a cada uno de ellos. La transmisión de una diversidad de contenidos, la defensa de los derechos de cada uno de estos sectores de población, especialmente niños y mujeres que se encuentran en clara situación de inferioridad y de exclusión, la difusión de contenidos educativos y de las culturas y lenguas locales harán que desde este medio comunitario se transmitan valores de defensa de los Derechos Humanos.

Subir a Índice de Proyectos

————————————————————————————————————————————

7. Red de radios comunitarias del MOCASE: emisora en la localidad de Ojo de Agua. 2010-11

Proyecto destinado a implementar estrategias económicas, sociales y culturales en las comunidades rurales indígenas de Santiago del Estero. Romper el aislamiento geográfico y cultural mediante la instalación en la localidad de Ojo de Agua de la sexta emisora local es el objetivo del MOCASE. La intervención plantea también la realización de un ciclo de capacitación en radio y en gestión comunitaria de proyectos a las comunidades del Movimiento Campesino de Santiago del Estero para que asuman la gestión directa de la emisora una vez ésta se encuentre en funcionamiento.

Subir a Índice de Proyectos

—————————————————————————————————————————————

8. Implementación de una radio campesina en Paso Viejo. 2012-13

El proyecto se localiza en la zona rural de Paso Viejo, localidad del departamento Cruz del Eje, provincia de Córdoba, ubicado a 183 kilómetros de la capital cordobesa y a 892 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires. La localidad cuenta con 2000 habitantes. La deforestación y la explotación descontrolada de los recursos naturales han llegado a una situación alarmante en lo que se refiere a la sostenibilidad ambiental y a las consecuencias en la vida de las y los campesinos.

A diferencia de otras regiones rurales de la Argentina, la zona rural en la que se inserta el presente proyecto se caracteriza por la aridez. Se trata de una región con condiciones climáticas adversas para la producción agropecuaria, debido principalmente a las escasas precipitaciones. En estas poblaciones rurales predominan las y los trabajadores sin un empleo estable inserto en la economía formal. Las y los campesinos no tienen un acceso pleno a la propiedad de la tierra. Se dedican principalmente a la cría de animales como cabras y vacas y a la producción forestal. En las zonas de riego también se desarrolla una agricultura de subsistencia para el autoconsumo.

Como en la mayor parte de las pequeñas comunidades rurales, en la zona de rural de Paso Viejo no hay acceso a la salud pública debido a las grandes distancias que separar los poblados de las localidades urbanizadas. El mal estado de los caminos dificultan el acceso a la educación como la participación de las y los campesinos en la vida política ciudadana.

Esta situación agrava el aislamiento en el que viven las comunidades rurales. Privadas de caminos y de medios de transporte adecuados, sufren también la falta de contacto con la esfera de lo público. Este elemento impacta directamente sobre sus condiciones para ser ciudadanos y ciudadanas con todo lo que esto significa. Campesinos y campesinas prácticamente no tienen participación, ni siquiera en el nivel más básico, el de la información, en los asuntos públicos de la sociedad.

Esta realidad es inseparable de las situaciones descriptas anteriormente. La población ve dificultado, o directamente imposibilitado, el acceso a los medios de comunicación como consecuencia de su nivel socio económico y del aislamiento geográfico. Por esta razón, el proyecto de un medio comunitario requiere no sólo condiciones tecnológicas para realizarse sino también un proceso formativo que le permita a la comunidad gestionar directamente dicho medio, para que sean ellos mismos los emisores divulgando contenidos informativos y educativos.

En este plan específico de formación integrará en igual número a hombres y mujeres de Paso Viejo y de igual modo ocurrirá con la realización de programas en la radio, donde se tratarán especialmente temas relacionados con la mujer, su labor en la comunidad campesina, para enfatizar el papel preponderante de ésta en la sociedad, tanto en tiempos pasados como en la actualidad.

Subir a Índice de Proyectos