PORTADA

NOTICIAS

EMA-RTV

ASOCIADOS

PROYECTOS

LEGISLACIÓN

PARRILLA 2015

PERFIL CONTRATANTE

Organizaciones humanitarias muestran su preocupación por las personas que estos días saltan la valla de Melilla

Publicado por el agosto 22, 2012, a las 11 : 57 AM Imprimir

Organizaciones humanitarias muestran su preocupación por las personas que estos días saltan la valla de Melilla

Unos 450 subsaharianos intentaron en la noche del sábado pasar la frontera saltando la valla que separa Melilla de Marruecos. De ellos, unos 60 lograban su propósito superando los controles policiales marroquí y español. Las cifras alertan a organizaciones humanitarias, como Melilla Acoge, que considera que de no actuar con rapidez, la situación irá a peor. En las ocasiones en las que estas personas entran en la península por Andalucía corren el peligro, según la coordinadora de Melilla Acoge, de acabar en un Centro de Internamiento para Extranjeros.

Estas cifras no se daban desde la crisis de la valla del verano de 2005, cuando miles de subsaharianos intentaron el salto, lo que llevó al Ejecutivo central a elevar de tres a seis metros la altura de las dos vallas y crear una intermedia formada por cables entrelazados. Una imagen y unos hechos que las organizaciones humanitarias repudian, por las condiciones a las que son sometidas las personas que intentan pasar la frontera en Marruecos. Según Isabel Torrente, coordinadora de Melilla Acoge, el Gobierno marroquí intenta que su población no ayude a estas personas que, en ocasiones, intentan facilitar a las personas migrantes alimentación y bebida.

Además, alerta de la situación que viven los inmigrantes en centros de internamiento una vez que consiguen pasar la valla. Las personas que logran entrar en Melilla se someten a la aplicación de la Ley de Extranjería. Una vez que son identificadas en la Jefatura Superior de Policía, son trasladadas al Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (CETI), cuyo nivel de ocupación, hasta estos últimos saltos, rondaba los 660. La cifra ascenderá hasta un total de 720 cuando se sumen estos nuevos 60.

Isabel Torrente asegura que si no se interviene en los países de origen o se establecen políticas de ayuda, el flujo de personas que intentan pasar la valla de Melilla va a ir a más. En algunos casos estas personas consiguen pasar a la península por Andalucía, donde pueden acabar, afirma Isabel Torrente, en un Centro de Internamiento para Extranjeros llegando incluso a ser deportados.

Internacional NOTICIAS

Noticias relacionadas

Comentarios de