AGENCIA de NOTICIAS LOCALES y CIUDADANAS de ANDALUCÍA

Hoy se celebra el primer juicio colectivo en Sevilla por los daños del amianto a trabajadores de Uralita
Publicado el 10 junio 2013, a las 10:18
Hoy se celebra el primer juicio colectivo en Sevilla por los daños del amianto a trabajadores de Uralita

Un grupo de 26 trabajadores de la antigua fábrica sevillana de Uralita, que resultaron afectados por el amianto, acuden hoy al primer juicio colectivo por la vía civil contra la empresa, a la que reclaman más de dos millones de euros de indemnización por las enfermedades contraídas por la exposición continua al amianto en su trabajo, considerado altamente cancerígeno, sin adoptar las medidas de seguridad pertinentes.

El presidente de la Asociación de Víctimas del Amianto, Avida, de Andalucía, Antonio Delgado, espera que se resuelva de manera favorable a los trabajadores de la misma forma que los juicios individuales por la vía laboral.

Para la secretaria de Salud Laboral de CCOO Andalucía, Nuria Martínez, este juicio supone un hecho histórico y que se podrá empezar a reconocer el daño causado a las miles de personas afectadas. Denuncia que ha sido un problema invisibilizado pero que ha causado graves perjuicios en la salud de los trabajadores.

Las personas afectadas reclaman al Gobierno central la creación de un fondo económico para las víctimas del amianto y reclaman la creación de un registro de afectados a nivel andaluz, para lo que piden reunirse con el vicepresidente de la Junta, Diego Valderas, y con la consejera de la Presidencia, Susana Díaz. Las diversas vías judiciales en el caso de Uralita se iniciaron en 2003, aunque la vía civil se inició en concreto en 2010 y, hasta ahora, no había fecha para el juicio. En estos años han fallecido cinco trabajadores. Desde Avida recuerdan que, desde el 2005, no se utiliza el amianto en las fábricas pero todavía quedan residuos por lo que exigen un trabajo de prevención. Uralita, inició su actividad en Sevilla en 1939. Estuvo abierta hasta 1998. Según Antonio Delgado, en la primera parte de la actividad de la empresa, el 70 por ciento de empleados eran mujeres y muchas de ellas murieron de cáncer de mama o de ovarios, que nunca se vincularon con la manipulación de amianto.

Hemeroteca OLA

CONOCE NUESTROS PROYECTOS: