PORTADA

NOTICIAS

EMA-RTV

ASOCIADOS

PROYECTOS

LEGISLACIÓN

PARRILLA 2015

PERFIL CONTRATANTE

Los transgénicos merman la biodiversidad y convierten a los productores en dependientes de multinacionales

Publicado por el junio 6, 2019, a las 11 : 00 AM Imprimir

Los transgénicos merman la biodiversidad y convierten a los productores en dependientes de multinacionales

BLANCA RUIBAL (Amigos de la Tierra) y JOSE MANUEL BENITEZ (COAG Andalucía)

En 1994, EEUU aprobaba la comercialización del primer alimento transgénico. Ya antes, en la década de los ochenta se debatía sobre los beneficios y perjuicios de este tipo de cultivo.

Los transgénicos son organismos modificados mediante ingeniería genética en los que se han introducido uno o varios genes de otras especies. Mientras que EEUU ha abierto desde el principio los brazos a la agricultura transgénica, Europa ha sido más selectiva. En la Unión Europea se cultiva soja, maíz, algodón y colza transgénicas. De hecho, España concentra el 95 por ciento de los cultivos transgénicos de Europa.

El 2016 se cultivaron en España 129.081 hectáreas con variedades vegetales transgénicas, en concreto, el maíz transgénico MON-810 creado por la multinacional Monsanto. El uso de transgénicos está vinculado a un modelo de agricultura intensiva. Frente a ello un modelo de producción ecológica que apuesta por respetar los tiempos de la tierra, los productos de temporada, incluso un modelo de industria más cercano y humano.

Blanca Ruibal, coordinadora de Amigos de la Tierra, hace balance del uso de los alimentos transgénicos en varias décadas y concluye en que «no han aportado nada al sector agrario ni a la población en cuanto a la alimentación». Además critica las promesas que conllevaron la llegada de los alimentos transgénicos, de las cuales, no se han cumplido ninguna. En toda caso, ha traído problemas para la salud y el bienestar de la agricultura.

José Manuel Benítez, integrante de la Ejecutiva de COAG Andalucía, explica que la industria transgénica fue un invento de las multinacionales semilleras para hacer de las personas agricultoras dependientes de estas. En España, tenemos el caso de Aragón donde la agricultura ecológica de maíz ha abandonado su producción por contaminación de transgénicos, lo que ha conllevado una gran pérdida de dinero.

Las multinacionales semilleras copan el mercado

El integrante de la Ejecutiva de COAG Andalucía, explica que la empresa que produce la semilla produce a su vez los insumos. Por lo que, ejemplifica, el MON-810, lleva un gen resistente para utilizar el conocido herbicida con glifosato, que afecta a grandes cantidades de ese herbicida. Además, añade que, para cerrar el ciclo y copar el mercado, las empresas semilleras son las que a su vez venden dicho herbicida.


Ecosocial NOTICIAS , , , , , , , , , , , , , , , ,

Noticias relacionadas

Un comentario

  1. Juan Carlos Casillas García, 1 Mes Hace

    ¿No saben que la patente del glifosato hace ya muchos años que caducó y que ya no es Monsanto su principal productor, sino empresas chinas?
    En Europa solo se produce variedades de transgénicos de maíz. Los transgénicos de soja, algodón y colza se pueden importar pero no producir.


Comentarios de