AGENCIA de NOTICIAS LOCALES y CIUDADANAS de ANDALUCÍA

Las consecuencias de la pandemia del coronavirus en España afectarán durante el próximo año a las condiciones de vida, la tasa de desempleo y el crecimiento económico
Publicado el 15 abril 2020, a las 13:23
Las consecuencias de la pandemia del coronavirus en España afectarán durante el próximo año a las condiciones de vida, la tasa de desempleo y el crecimiento económico

ANTONIO GARCIA Y ALBERTO MONTERO- catedrático de Política Económica y profesor de Economía Aplicada en la Universidad de Málaga

El Fondo Monetario Internacional estima que el PIB de España se contraerá un 8%, siendo así el peor dato registrado en toda la serie histórica del Instituto Nacional de Estadística, que comenzó en 1970.

El desequilibrio económico de España como consecuencia de la pandemia del coronavirus también se extenderá a otras variables, como la tasa de desempleo o la inflación. En lo que respecta al mercado laboral, España registrará una de las peores correcciones de su entorno. Mientras que 2019 cerró una tasa de desempleo del 14%, en 2020 llegará a ser del 20,8%. Según las estimaciones del Fondo Monetario Internacional, en 2021 mejorará la situación, pero aún así se mantendrá en el 17 y medio por ciento. Por establecer comparaciones, a nivel mundial el FMI la compara la crisis que viene ya no con la de 2008, sino con la Gran Depresión del año 1929, en cuanto a la intensidad. Aunque también se pronostica una duración menor que a esas crisis. Sin embargo, esa extensión de la crisis podría ser más larga, no tan en V en países muy afectados como Italia o España.

La Junta aborda este miércoles el proyecto de decreto-ley de medidas urgentes económicas y sociales. Como consecuencia de la situación ocasionada por el coronavirus (covid-19), este proyecto de ley que aporta nuevas medidas en este ámbito es uno de los puntos que se tratan en el Consejo de Gobierno que se celebra este miércoles.

Antonio García Lizana, catedrático de Política Económica de la Universidad de Málaga y Alberto Montero, profesor de Economía Aplicada en la Universidad de Málaga y conocedor también desde dentro de la conexión entre Economía y Política, ya que fue diputado en el Congreso en Congreso de los Diputados por Podemos, nos cuenta en profundidad qué margen hay de maniobra, de poder cambiar estas previsiones a partir de la política económica y de qué actores son necesarios para ello, porque estas consecuencias están previstas sólo para el próximo año.

Estas cifras a personas o colectivos que se van a ver afectados en mayor medida por la situación actual. En sus condiciones de vida esta situación, puede agravarse ya que muchas familias ya sufrían una situación precaria anteriormente. No es una crisis sobrevenida por una perdida de confianza en el sistema ni hay una lógica, hay un corte abrupto en oferta y demanda que condiciona que todo caiga. Habrá una futura recuperación de la actividad en un momento oportuno cuando la pandemia se pueda controlar. Ellos afirman que la respuesta institucional es muy diferente a la anterior crisis de 2008, el problema y diferencia está en que los gobiernos no hagan un esfuerzo necesario y que la crisis se extienda en el tiempo.

Dentro de las respuestas desde lo micro, ayer Antonio García Lizana apuntaba la necesidad de que la política económica cuente con la participación del mayor espectro de sujetos posible, entre estos sujetos destacaba la sociedad civil organizada, el tercer sector. Lizana afirma que los mecanismos se pueden establecer con articulación más estructural de esta participación y colaboración del sector asociativo con el público y el privado, además las formas se pueden establecer a través de la Política Económica, porque suelen tener un grado de eficiencia muy alto en cuanto al impacto y es positivo porque se están aportando soluciones. Habría que encontrar un punto de encuentro para acordar soluciones y dinamizar esta generosidad en la sociedad.

Pronóstico

Las posibles medidas para reducir impacto económico y reducir el tiempo crítico dependerá de las gestiones del gobierno y de la forma de controlar la pandemia. Las crisis no son comparables porque tienen diferente naturaleza, pero hemos aprendido en qué necesitamos recursos económicos para poder afrontarlo con cierta liquidez.


Hemeroteca OLA

CONOCE NUESTROS PROYECTOS: