AGENCIA de NOTICIAS LOCALES y CIUDADANAS de ANDALUCÍA

El consumo de proximidad en mercados o tiendas de barrio tiene vital importancia para reactivar la economía local
Publicado el 28 abril 2020, a las 13:41
El consumo de proximidad en mercados o tiendas de barrio tiene vital importancia para reactivar la economía local

La crisis causada por el coronavirus y las limitaciones que trae consigo está modificando nuestros hábitos, también en los que respecta a compras y alimentación. Además, está pasando una grave factura a usuarios y productores.

Desde la Organización de Consumidores Usuarios anima que elijamos productos locales y de Km 0 o comprar en mercados, tiendas de proximidad y grupos de consumo para ayudar a revitalizar el tejido económico y social de nuestro entorno.

La economía local es imprescindible, porque genera empleo en la zona, ofrece alternativas de consumo, distribuye la riqueza entre más actores y contribuye a formar comunidades más fuertes y resilientes, disminuyendo la dependencia del comercio exterior. El comercio de proximidad ha sido para muchos la alternativa en estos momentos. Algunas de estas tiendas de barrio han fortalecido su servicio de entrega a domicilio, algo o mercados muy apreciado especialmente por las personas mayores que tienen más dificultades para comprar online, pero que están acostumbradas a llamar por teléfono y hacer su pedido a sus tenderos de confianza.

Desde Reas, la red de economía alternativa y solidaria, afirman que existe una sensibilización por parte de los consumidores con la subsistencia del pequeño comercio. Estos usuarios optan por la compra de proximidad en mercados o tiendas pequeñas de barrio, adquirir productos locales o incluso la compra directa al productor. Blanca Crespo, integrante de REAS Andalucía nos cuenta qué importancia tiene consumir de forma local.

BLANCA CRESPO-  Integrante de Reas Andalucía

Por todo ello, Manuel Gil, presidente del Grupo de desarrollo rural Serranía Suroeste Sevillana, nos cuenta que se han creado iniciativas de apoyo y se han sumado a la campaña #demibarrio para ayudar a los pequeños comercios de la comarca. Para ellos, es vital mantener los intercambios económicos locales, el comercio de proximidad y los circuitos de comercialización cortos porque se le da oxígeno a la economía local con estas iniciativas innovadoras y solidarias que parten desde la cooperación e intercambio en esta zona.

MANUEL GIL- GDR Serranía Suroeste Sevillana

Según diversos estudios, el dinero que se gasta en el pequeño comercio revierte hasta tres veces más en la comunidad que el gastado en una gran superficie. Esto se debe al efecto económico multiplicador local, por el que comprar local crea más riqueza y genera más trabajos en nuestras comunidades. Los consumidores requieren un tejido comercial rico y variado. Para garantizar el suministro de alimentos y otros bienes básicos no basta con tener comercio de proximidad, es necesario contar también con una producción local fuerte: ganaderos, agricultores y pescadores que puedan sacar a flote sus negocios y no pierdan la cosecha por falta de mano de obra o de dificultades para vender sus productos en las cadenas de supermercados.

Alfredo Valencia, portavoz de Verdemar Ecologistas en Acción, nos cuenta que la situación que atravesamos en la actualidad pone más en riesgo que nunca la supervivencia del comercio local, desde hace años amenazado por las grandes superficies y por el comercio electrónico. La transformación digital de estos pequeños negocio y campañas de incentivación a las compras en el comercio local son para los expertos bastante necesario para garantizar esa supervivencia.

ALFREDO VALENCIA- portavoz de Verdemar Ecologistas en Acción

Conocer el origen de productos, saber si son de temporada, locales, es un reflejo común entre los consumidores más conscientes: desde OCU hemos apoyado iniciativas destinadas a conocer el origen de los alimentos, porque no siempre es sencillo saber de dónde viene lo que comemos.

El consumo local, de proximidad y de temporada es parte de la solución para reactivar la economía desde el consumo y generar comunidades más sostenibles, que resistan mejor a las crisis. Esto pasa por el apoyo al comercio y la producción local. Por otro lado, el sector de los comerciantes de los cascos históricos afirma que se encontrarán con una situación contra la que no podrán competir con las grandes superficies. Juana Vera, presidenta de la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico de Málaga, que pertenece a la Confederación Estatal de Comerciantes de Cascos Históricos (COCAHI), nos comenta las posibles soluciones ante este problema.

JUANA VERA- Asociación de Comerciantes del Centro Histórico de Málaga

Los consumidores necesitan un espacio comercial fuerte y variado, en el que tengan cabida todas las opciones. Potenciando el consumo local, se puede contribuir a sostener el comercio de cercanía y favorecer el desarrollo de una sociedad más autosuficiente y menos dependiente del comercio globalizado.


Hemeroteca OLA

CONOCE NUESTROS PROYECTOS: