AGENCIA de NOTICIAS LOCALES y CIUDADANAS de ANDALUCÍA

El municipio granadino de Atarfe atesora los restos de Medina Elvira, la población constituida sobre la antigua Iliberis romana entre los siglos ocho y once de nuestra era
Publicado el 20 julio 2020, a las 09:10
El municipio granadino de Atarfe atesora los restos de Medina Elvira, la población constituida sobre la antigua Iliberis romana entre los siglos ocho y once de nuestra era

Ángel Fernández – técnico de Cultura y Fiestas del Ayuntamiento de Atarfe

Hoy en la Tierra del Edén llegan aires que emanan de la época romana. Son los orígenes de un municipio granadino íntimamente vinculado a la ciudad nazarí. Ponemos rumbo a Atarfe.

Situado a los pies de la Vega de Granada, Atarfe abarca zonas agrícolas y zonas montañosas. En su término municipal se encuentran los restos de Medina Elvira, una población de entre los siglos ocho y once de nuestra era que se constituía sobre la antigua Iliberis romana. Esta es considerada el germen de la ciudad de Granada. La fundación de Elvira se produjo a los pocos años de la entrada de las tropas árabo-bereberes frente al estado ruinoso en el que se encontraba la antigua Iliberis. Esta antigua capital de la región estaba poblada  por mozárabes  y judíos, quienes por luchas internas, se vieron obligados a marcharse a zonas predominantes de la actual Granada, en concreto el barrio del Albaicín. En este enclave emblemático se han encontrado numerosas ruinas y frecuentes inscripciones referentes a Iliberis. De ello, se concluye que la actual Granada sería una continuación de esta última.

Un guiño a los vestigios históricos que envuelven a Atarfe. Pero el municipio granadino atesora muchos más encantos. Para adentrarnos en ellos saludamos a Ángel Fernández, técnico de Cultura y Fiestas del Ayuntamiento de Atarfe.

Tradición

No olvidamos su gastronomía unida la tradición veguera, ese legado árabe que impregna platos como las tortillas de habas. Atarfe se caracteriza por su amplia gama gastronómica unida a la rica tradición veguera en los cultivos de verduras, hortalizas y legumbres. También en sus platos se halla el sabor de la herencia árabe, como es el caso de los pucheros, tortillas de habas y gazpacho. Entre las recetas con historia están la ensaladilla de la Sierra, que se realizaba para subir en excursión a las montañas en las festividades del municipio, y las papas en columpio. Para el postre, Atarfe ofrece los llamados tirabuzones rellenos de natillas y las flores.


Hemeroteca OLA

CONOCE NUESTROS PROYECTOS: