AGENCIA de NOTICIAS LOCALES y CIUDADANAS de ANDALUCÍA

Verdemar Ecologistas en Acción anima a la participación en la campaña ‘Una andaluza, un árbol’
Publicado el 9 noviembre 2020, a las 13:55
Verdemar Ecologistas en Acción anima a la participación en la campaña ‘Una andaluza, un árbol’

Antonio Muñoz – Verdemar Ecologistas en Acción

Vamos a poner sobre la mesa buenas prácticas de voluntariado con «Andalucía Voluntaria».

Una andaluza, un árbol. Es el nombre de una campaña de Voluntariado que realiza Ecologistas en Acción y que tiene mucha solera, cumple ya 24 ediciones. El objetivo es fomentar, gracias a la participación ciudadana la repoblación de árboles. Y en esta edición ponen el acento que la biodiversidad no solo mejora la salud ambiental, sino también la humana. Hablamos con Antonio Muñoz, integrante de Verdemar Ecologistas en Acción.

Voluntariado

Este año, como consecuencia del covid19 y las medidas de seguridad se realizará de manera que estemos protegidos todos y todas. Por lo que se invita a los ciudadanos a que participen de manera individual o en pequeños grupos, respetando las normas de seguridad, y acudan al campo para plantar árboles, arbustos, semillas autóctonas en las zonas más cercanas a nuestras casas.

Para facilitar la acción voluntaria en pro de un medio ambiente más diverso y por tanto con mayores garantías de asegurar la salud de las poblaciones que habitan la naturaleza, se pone en marcha  esta  campaña “una andaluza, un árbol”. Hay que priorizar la conservación de nuestros montes como sustento de biodiversidad, base de la salud ambiental que garantiza la vida.

Por otro lado,  ya son 30 años los que se llevan ejecutando uno de los programas que más consenso ha alcanzado  en la sociedad andaluza para su desarrollo, el Plan Forestal Andaluz, aprobado por el Parlamento en 1989. Las expectativas generadas por ese ambicioso Plan, a desarrollar en los siguientes 60 años, también han generado mucha frustración por la incapacidad de cumplir sus principales objetivos, así como el  abandono de otros planes  e incluso el retroceso en algunas aspectos, como las ocupaciones agrícolas de espacios forestales.

Revertir esta situación y volver a considerar prioritaria la conservación de nuestros montes como sustento de biodiversidad, base de la salud ambiental que garantiza la vida, debería ser el principal objetivo de las políticas públicas. La plantación favorece todos aquellos espacios públicos degradados que tenemos a nuestro alcance y crear las mejores condiciones para que la recuperación de nuestra mermada biodiversidad.

Recuperar la vegetación de  ríos y arroyos, de los setos de los caminos públicos, de las vías pecuarias y  monte públicos, además de diversificar los espacios públicos urbanos, son, sin duda, una gran labor colectiva que va a repercutir en recuperar unos ecosistemas sanos, mucho más resistentes a la propagación incontrolada de cualquier virus o plaga, ya que los sistemas vivos complejos, como son los ecosistemas no alterados, son la mejor estrategia de defensa ante éstos, que aparecen como consecuencia de los desequilibrios que como sociedad venimos generando.


EMISIÓN EN DIRECTO

El Futuro es Nuestro – Stop acoso escolar

CONOCE NUESTROS PROYECTOS: