AGENCIA de NOTICIAS LOCALES y CIUDADANAS de ANDALUCÍA

“Estas voces no te las puedes perder” es la etiqueta utilizada en las redes sociales para escuchar las opiniones, reflexiones y sentimientos de las niñas y los niños
Publicado el 20 noviembre 2020, a las 09:19
“Estas voces no te las puedes perder” es la etiqueta utilizada en las redes sociales para escuchar las opiniones, reflexiones y sentimientos de las niñas y los niños

Claudia Usuga (responsable del proyecto) – Quino Aguilar (monitor de talleres de participación infantil)

En este Día Mundial nos fijamos en un proyecto participativo que ha contado con la voz de los propios niños y niñas.

“Estas voces no te las puedes perder” es la etiqueta utilizada en las redes sociales que interpela a escuchar las opiniones, reflexiones y sentimientos de las niñas y los niños, quienes comparten cómo están viviendo la pandemia de la COVID-19. Son pequeños que expresan sus necesidades y recuerdan lo bueno y lo malo de los meses del confinamiento. Tienen nombre y apellidos y van desde los 4 hasta los 9 años.

Ese es uno de los resultados del proyecto “Tenemos un plan para un mundo mejor”, impulsado por CIC-Batá, donde se inserta la campaña de comunicación, que entronca con la Convención sobre los Derechos de la Infancia que define que la población infantil tiene reconocido su derecho a comunicar, expresar opiniones, y que estas sean tenidas en cuenta en todos los asuntos que les afectan. Hablamos con Claudia Usuga, responsable del proyecto «Tenemos un plan para un mundo mejor. ¿Nos acompañas?», y con Quino Aguilar, monitor de talleres de participación infantil.

Iniciativa

“Que estén felices y si les confinan que jueguen a muchos juegos, que hagan gimnasia… todo lo que quieran”. Es el mensaje que lanza Luna, una cordobesa de 6 años, en relación al coronavirus. Ayla de 5 años se imagina una videollamada con el mismo coronavirus para decirle justo lo que le diría Jorge de 4 años “¡Fuera coronavirus, no puedes estar aquí!” . “Para, no estés más y así podríamos salir sin tapabocas”, insiste Julieta, una niña colombiana de 4 años. “Estas voces no te las puedes perder” es la etiqueta utilizada en las redes sociales que interpela a escucharlas opiniones, reflexiones y sentimientos delas niñas y los niños, quienes comparten cómo están viviendo la pandemia de la COVID-19.Estos pequeños expresan sus necesidades y recuerdan lo bueno y lo malo de los meses del confinamiento. Tienen nombre y apellidos y van desde los 4 hasta los 9 años. Luna, Aitor, Ayla, Jorge, Uli, Inti, Mehdi son de Córdoba, Eduardo vive en Nicaragua, Julieta es deColombia y Ángela, de Mozambique.

Los niños están hartos de esta situación y lo expresan así: “Es un poco pesado (el coronavirus) porque ya ha infectado a muchas personas”, dice Uli de 7 años, quien añade: “Me molesta la mascarilla contra el covid. No me deja hacer nada”. Por su parte, Inti de 9 años afirma: “Me preocupa que alguien de mi familia se enferme”. Ángela desde Mozambique exclama: “Yo quiero salir y divertirme…”. “Que desaparezca del planeta, que no esté en el universo, que esté mucho más allá. ¡Vete ya de aquí!”, insiste la pequeña Luna.

“Uno de los objetivos de la campaña es servir de altavoz de las niñas y los niños e impulsar que sus opiniones se escuchen y podamos conocer lo que sienten con la pandemia. Durante la cuarentena, aunque de manera puntual y más desde la anécdota, tuvieron minutos de gloria en las televisiones o radios. Sin embargo, en la actualidad vemos que siguen invisibilizados. No se les pregunta, no se les tiene en cuenta para tomar decisiones correspondientes sobre el coronavirus o sobre cualquier asunto que les afecta”, explica Claudia Usuga, responsable del proyecto “Tenemos un plan para un mundo mejor”, donde se inserta esta campaña de comunicación. Esta iniciativa entronca con la Convención sobre los Derechos de la Infancia la cual define que la población infantil tiene reconocido su derecho a comunicar, es decir, las niñas y los niños tienen derecho a expresar opiniones, y que estas sean tenidas en cuenta en todos los asuntos que les afectan. A la vez que se escuchan los sentimientos, opiniones y necesidades de los niños, la campaña invita a la ciudadanía a expresar ideas porque comunicar es un acto liberador, siguiendo el ejemplo de los más pequeños. “Esta idea adquiere más fuerza en este contexto de pandemia, que está generando miedos, incertidumbres y estados de ansiedad”, afirma Usuga. Por eso, la estrategia comunicativa en las redes sociales intenta abrir un diálogo con toda esta realidad.


EMISIÓN EN DIRECTO

Personas migrantes LGBTI en Andalucía

CONOCE NUESTROS PROYECTOS: