AGENCIA de NOTICIAS LOCALES y CIUDADANAS de ANDALUCÍA

‘El público de Córdoba tiene que apropiarse de sus espacios patrimoniales’, Sebastián de la Obra, historiador y documentalista
Publicado el 26 noviembre 2020, a las 09:07
‘El público de Córdoba tiene que apropiarse de sus espacios patrimoniales’, Sebastián de la Obra, historiador y documentalista

Sebastián de la Obra – historiador y documentalista

En la Tierra del Edén de hoy hace que nuestra visita por la provincia de Córdoba de cada jueves se detenga en el museo de la Casa de Sefarad.

Los museos parecen ser los grandes olvidados de esta crisis sanitaria y económica. Espacios que actualmente se encuentran cerrados y que están situados principalmente en calles que estaban repletas de turistas hasta hace unos meses.

Lugares de encuentro cultural cerrados como el museo de la Casa de Sefarad en Córdoba, un espacio que ha llevado a cabo diversas actividades durante los meses de septiembre y octubre con gran acogida, lo que ha demostrado que los cordobeses tienen ganas de cultura. En el punto que nos encontramos, el futuro de estos museos privados son una completa incertidumbre. Hablamos con el director de la Casa de Sefarad, historiador y documentalista, Sebastián de la Obra.

Aun con todo esto sabe que no toda la culpa es de los poderes públicos sino que considera que “todas las ciudades son muy cicateras y muy acomplejadas y esta lo es” ya que los cordobeses, según Sebastián de la Obra, “han dicho la Judería, el Casco Histórico de Córdoba, es para los turistas no para los cordobeses y cuando han faltado los turistas nos encontramos que no está recuperado por los cordobeses” algo que no es culpa de la pandemia porque “el patrimonio material e inmaterial de una ciudad está para el turismo, para el viajero que nos descubre y nos deja sus recursos y está también para los ciudadanos”.

La cultura no es gratuita

Uno de los grandes problemas para Sebastián de la Obra es que se nos ha vendido que la cultura es gratuita, algo “auspiciado por los poderes públicos”. Sin embargo, aclara, “la cultura no es gratuita porque las personas cobran su sueldo, hay que pagar la luz, hay que pagar los impuestos, hay que mantener el patrimonio” además del continuo mantenimiento del espacio que en la Casa de Sefarad debe realizarse cada seis meses “porque es una casa que tiene su origen en el siglo XIV”.

Entorno a esta mentalidad de cultura gratuita De la Obra aclara que “es más fácil cambiar el hábito de quien tiene ganas que cambiar el hábito de quien solo tiene interés”.


EMISIÓN EN DIRECTO

Personas migrantes LGBTI en Andalucía

CONOCE NUESTROS PROYECTOS: