AGENCIA de NOTICIAS LOCALES y CIUDADANAS de ANDALUCÍA

La Tribu: Radio para campesinos y escuelas. 2004-05

Por definición, La Tribu es el nombre de un colectivo de comunicación y cultura que nace de un grupo de estudiantes de la Facultad de Comunicación de Buenos Aires a finales de los 80 y ha crecido de manera incesante hasta convertirse en uno de los referentes ciudadanos en una de las grandes ciudades del Cono Sur.

En la práctica, La Tribu es un continuo tránsito de gente y de ideas, pasadas por la convicción de que es necesario recuperar la calle, acabar con la dormidera y los temores provocados en la ciudadanía por años de gobiernos que, cuando dejaron de ser dictatoriales, fueron corruptos y opresores.

La Tribu comenzó siendo una radio, pero dejó de ser solo una radio muy pronto. Cuando descubrió el potencial de una radio alternativa que, en plena ciudad, se convertía para la gente en un escaparate de indignaciones compartidas y en un escenario para la creatividad en todas sus expresiones culturales y artísticas. En la vida cotidiana del colectivo La Tribu, la mezcla entre la denuncia, la acción colectiva y la proyección creativa generan un discurso constante de construcción de un futuro materializado en el presente de cada nueva propuesta. La radio es la discusión para diseñar cada nuevo día, a través de un catálogo de programas que abarcan la más amplia y heterogénea audiencia que pueda imaginarse, una realidad distinta y mejor.

La ciudad de Buenos Aires ofrece motivos suficientes para todo ello, pero una de las virtualidades del proyecto se centra en la capacidad de trazar líneas de acción que han ido ampliando su área de influencia inmediata para poner conocimientos, recursos y deseos de hacer de la comunicación un instrumento básico para el desarrollo, a otros contextos desfavorecidos del país. La experiencia de La Tribu en capacitación y gestión de proyectos comunitarios era el potencial que en la línea fronteriza, en las escuelas y el noroeste campesino, podía generar nuevas redes de relaciones, intercambio de conocimientos junto a las organizaciones sociales.

Con este objetivo y del conocimiento mutuo, La Tribu proyecta la configuración de una red de radios en el Noroeste del país, para activar todos esos procesos en la provincia de Santiago del Estero, con una población rural del 40%, muy superior al 13% que supone en todo el país y con niveles de pobreza que a comienzos de siglo situaban a casi el 60% de la población por debajo de la línea de pobreza. Se trataba de unos cuatro millones de personas dispersas en comunidades muy distantes y con una pésima, en ocasiones impracticable red de vías de comunicación, dedicadas a los sectores primarios y sin acceso a medios de comunicación propios, estatales, privados o públicos.

En medio de una “audiencia estéril”, “de oídos casi vírgenes” sin la práctica opción de elegir qué medio de comunicación oír, con una muy fuerte articulación en torno a la tierra y vínculos profundos en relación a las organizaciones sociales de reivindicación de la propiedad del colectivo campesino, el proyecto originario buscaba dotar a Santiago del Estero de sus propios medios de comunicación, los únicos medios ciudadanos, alternativos, no-comerciales y los primeros medios propios. Para ello, la mejor plataforma ya consolidada era el Movimiento Campesino de Santiago del Estero, el MOCASE, una organización de productores minifundistas, con el que La Tribu ya trabajaba en la mejora de las condiciones de vida de los campesinos y en paliar las consecuencias de unas durísimas condiciones de aislamiento cultural y social.

En ese contexto, EMA-RTV asume el reto de contribuir con La Tribu a la construcción de una red de radios comunitarias que sería parte de una estrategia más amplia para reforzar las relaciones entre organizaciones y familias de la zona, más de diez mil. La radio se revela como un lugar común para compartir y recuperar capacitación, cultura, lengua quechua y esperanzas de futuro, sin pensar en emigrar.

La primera satisfacción fue Radio Quimilí, desde su salida a las ondas, radio 24 horas al día hecha por la comunidad, en el departamento de Moreno, provincia de Santiago del Estero. 24 horas, sí, desde el primer día y sin parar. Radio Quimilí fue sólo el comienzo de una serie que ya ha puesto a funcionar tres radios en distintos puntos del país y ha dado vida a las radios escolares en comunidades aborígenes.

Hemeroteca OLA

CONOCE NUESTROS PROYECTOS: