AGENCIA de NOTICIAS LOCALES y CIUDADANAS de ANDALUCÍA

DE ESTE A OESTE – LUIS FERREIRIM – Greenpeace

Las fumigaciones dentro del segundo tratamiento aéreo contra la mosca del olivo han comenzado en la sierra norte de Cádiz. Greenpeace alerta de que se hacen con dimetoato, un insecticida muy peligroso para las abejas y otros polinizadores.  Luis Ferreirim, portavoz de Greenpeace, denuncia que estas fumigaciones se hacen además de forma aérea, una técnica prohibida por la Unión Europea porque no es selectiva. Estas prácticas, tal y como recuerda en la Onda Local de Andalucía, suponen también un importante daño ambiental y para los apicultores que no hayan podido mover sus colmenas a sitios más seguros mientras duran las fumigaciones. También para la propia miel que producen y para la agricultura ecológica o convencional ya que pueden contaminarse con este tipo de productos.


EMISIÓN EN DIRECTO

Personas migrantes LGBTI en Andalucía

CONOCE NUESTROS PROYECTOS: