AGENCIA de NOTICIAS LOCALES y CIUDADANAS de ANDALUCÍA

Tras la publicación en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía de la orden del Plan de Control del Cangrejo Rojo en Andalucía, los agentes de Medio Ambiente han iniciado los trabajos de registro y precintado de nasas para la captura del cangrejo rojo.

Los pescadores que se han acogido al Plan de Control del Cangrejo Rojo en Andalucía, han comenzado a recoger las licencias facilitadas por la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, que les habilita para la captura de esta especie.

Está previsto que la Junta haga entrega de un número total de licencias que rondará las 400. De ellos, alrededor de una treintena son pescadores y pescadoras de Los Palacios y Villafranca, quienes desde el martes por la tarde cuentan ya con esta autorización que les fue entregada en el municipio sevillano de Isla Mayor.

Los cangrejeros del municipio, algunos con más de 40 años de experiencia, se muestran satisfechos a medias. Dicen sentirse ‘limitados’ ya que, según la Administración, a partir de ahora se podrá pescar pero solo en la zona arrocera del Bajo Guadalquivir. Recuerdan que, sólo en Los Palacios en los años 80, había casi trescientas personas dedicadas a la pesca del cangrejo rojo, y la campaña duraba 9 meses, ahora solo quedan 30 pescadores y como mucho cuatro meses de trabajo.

El plan ordena que se capturen todos los ejemplares posibles, no existiendo ni cupos ni tallas mínimas, fundamentalmente en la comarca del Bajo Guadalquivir. Los ejemplares extraídos de las nasas serán depositados en los establecimientos autorizados donde serán pesados a su llegada.


 

En la campaña de este año se han recogido más de 250 millones de kilos de esta hortaliza, lo que se traduce en más de 50 millones de kilos concentrado.

La producción de tomate en el Bajo Guadalquivir, en concreto en Lebrija, Las Cabezas de San Juan y Los Palacios, se ha convertido en una parte importante de la economía local de estos municipios sevillanos. Estas localidades dedican miles de hectáreas a la producción de esta hortaliza, labor que les proporciona empleo a más de mil personas.

Este tipo de tomate se usa para la elaboración de kétchup, salsas para pizzas y tomate frito. Los principales compradores son Japón, Reino Unido, Italia y los países árabes, quienes compran más de la mitad de la producción. La Cooperativa Las Marismas de Lebrija ocupa el primer lugar en la recolección de esta hortaliza a nivel andaluz. Esta cooperativa considera fundamental ampliar el negocio hasta la comercialización directa a las y los consumidores para continuar creciendo.

* Lee más noticias de Las Cabezas de San Juan (Sevilla)

* Lee más noticias de Los Palacios y Villafranca (Sevilla)

EMISIÓN EN DIRECTO

Personas migrantes LGBTI en Andalucía

CONOCE NUESTROS PROYECTOS: