AGENCIA de NOTICIAS LOCALES y CIUDADANAS de ANDALUCÍA

DE ESTE A OESTE – JOSÉ ESQUINAS – Ex-directivo de la FAO

Hoy 43 organizaciones de 16 países piden que se reduzca a la mitad los residuos alimentarios europeos para el año 2030. Es un debate que se está dando en el seno del Parlamento Europeo. Y es que alrededor de 55 millones de personas viven en la pobreza alimentaria en Europa. Una realidad que contrasta con otro dato: se tira un tercio de los alimentos en buen estado. José Esquinas, exdirectivo de la Agencia de Naciones Unidas para Agricultura y la Alimentación, FAO, señala que evitar este despilfarro es una obligación por diversos motivos. En Francia se ha prohibido a los supermercados tirar alimentos y en Dinamarca se impulsan restaurantes que apuesten por comidas de aprovechamiento. En España, la ciudadanía también ha puesto en pie algunas iniciativas. Con la comida que se despilfarra podría cubrirse 9 veces las necesidades alimentarias de esas personas que padecen pobreza alimentaria.


DE ESTE A OESTE – JAVIER CUENCA – Save the Children

El Día Mundial de la Alimentación se celebra esta semana. La infancia es uno de los colectivos más vulnerables. Por eso desde Save the Children insisten en la importancia de introducir buenos hábitos alimenticios en la vida de los más pequeños a través de diversas estrategias. Javier Cuenca, delegado en Andalucía de Save the Children, sostiene que en España no se producen casos de desnutrición y hambre pero sí de malnutrición por ingerir alimentos no adecuados a una dieta saludable. Un informe del Panel Global sobre Sistemas de Agricultura y Alimentación para la Nutrición señala que, mientras que el hambre y la desnutrición han disminuido en los últimos 25 años, la malnutrición va en aumento. Aun así, alrededor del 10 por ciento de la población mundial sufre desnutrición crónica, según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, FAO. 


DE ESTE A OESTE – YOLANDA RAMÍREZ – FAMSI

Los pequeños gestos en los hogares suponen gran parte de los desperdicios que se producen anualmente. Por ello el Fondo Andaluz de Municipios para la Solidaridad Internacional lanza una campaña de concienciación que lanzan los socios del proyecto ‘No desperdicies nuestro futuro‘ que se lleva a cabo en seis países de la UE. Yolanda Ramírez, responsable de FAMSI de este proyecto europeo, recuerda que la campaña se lanza con motivo del Día Mundial de la Alimentación, una efeméride que se celebra el 16 de octubre 2016. Esta campaña pretende sensibilizar sobre el impacto que tiene los desperdicios en nuestro mundo y cómo se impide un acceso justo y equilibrado a los alimentos. Con esta campaña esperan que la ciudadanía firme la Carta Europea en contra del Desperdicio de Comida y a favor de un Consumo Responsable y el Derecho al Alimento.


DE ESTE A OESTE – YOLANDA RAMÍREZ – FAMSI

El problema mundial del hambre radica en una cuestión de injusticia social y desigualdades. Sobre esta idea se basa el proyecto “¡No desperdicies nuestro futuro! ¡Conserva el alimento, ama el mundo!”. Se trata de una iniciativa europea a la que se suma Andalucía a través del Fondo Andaluz de Municipios para la Solidaridad Internacional. El objetivo es prevenir y reducir los desperdicios alimenticios en nuestro entorno a través del cambio en los hábitos individuales y colectivos que fomenten modelos de consumo más responsables. Yolanda Ramírez, técnico de FAMSI, destaca que el objetivo es promover una conciencia crítica entre la ciudadanía pero también las autoridades locales. Yolanda Ramírez alerta en la Onda Local de Andalucía de que cada año se desperdician 1.300 millones de toneladas de alimento en el mundo. Así, para luchar contra esto, señala aspectos cotidianos como no dejarnos llevar tanto por las fechas de caducidad y dar un aprovechamiento a los productos que por su aspecto ya no usamos. En ese sentido, la técnico de FAMSI recuerda la importancia de planificar las compras desde una perspectiva responsable, sobre todo, adquiriendo los alimentos en comercios cercanos. Los orígenes de esta iniciativa se encuentran en Milán, donde en octubre del año pasado se celebraba el primer Foro Europeo de hábitos de consumo más responsables y sostenible. En este foro se redactó la Carta Europea contra el desperdicio de comida. Se trata de un manifiesto conjunto de jóvenes y autoridades locales para promover la reducción del desperdicio de comida y el derecho mundial al alimento.


DE ESTE A OESTE – MANUEL MAESO – presidente de la Asociación La carta Malacitana

Así lo traslada en la Onda Local de Andalucía Manuel Maeso, presidente de Carta Malacitana, asociación malagueña que promueve y fomenta la soberanía alimentaria. En ese sentido, esta entidad acoge hoy la conferencia ‘Hormonas y otros tóxicos en la dieta occidental. Un riesgo no bien conocido’. Está impartida por el catedrático de Medicina en la Universidad de Granada, Nicolás Olea. Manuel Maeso cree que hacen falta acciones como esta para trasladar a la ciudadanía la importancia de alimentarse de forma sana y segura. Sin embargo, el presidente de Carta Malacitana advierte de que no toda la población tiene la posibilidad de alimentarse de forma correcta y saludable. Argumenta que la falta de recursos económicos es el principal freno para llevar una dieta diaria sana.


DE ESTE A OESTE – JUAN PEDRO ÁLVAREZ – Federación de Bancos de Alimentos en Andalucía

Desde hoy los supermercados de Francia no podrán desperdiciar comida. Se ha convertido en el primer país del mundo en prohibir por ley a los supermercados que tiren o destruyan la comida que queda sin vender y está en buen estado pero cerca de su fecha de consumo preferente. La nueva norma obliga a estos establecimientos a que donen la comida a organizaciones y bancos de alimentos. Juan Pedro Álvarez, presidente de la Federación de Bancos de Alimentos en Andalucía, cree que es una medida sensata a replicar en nuestro país. Señala que en los dos últimos años ha habido cierta mejora y que, por primera vez desde hace años, no hay más demanda de comida que oferta. El despilfarro de alimentos tiene también otras vías, los hogares españoles desperdician 25,5 millones de kilos de alimentos a la semana, representando el 4,53 por ciento del total de la comida comprada.

DE ESTE A OESTE – JUAN BERNARDO AUDUREAU – ASGECO

El último informe publicado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente  desprende que los hogares españoles tiran a la basura 1.325 millones de kilos de alimentos al año. Según este primer panel de cuantificación de alimentos, ocho de cada diez hogares desechan alimentos sin procesar por considerar que no están en buen estado, mientras que tres de cada diez hogares tiran parte de la comida preparada. Juan Bernardo Audureau, portavoz de la Asociación General de Consumidores, ASGECO, recomienda cambiar el modelo de consumo y racionar las compras. Así como conservar y organizar bien los alimentos para consumir por prioridades. Además señala que el desperdicio no solo se produce en los hogares sino que viene incentivado por la gran cadena de producción y distribución. El Ministerio tiene previsto actualizar estos datos cada seis meses para conocer la evolución del desperdicio en los hogares.

 

DE ESTE A OESTE – RUBÉN SÁNCHEZ – FACUA

Rubén Sánchez, portavoz de Facua-Consumidores en Acción, relata en la Onda Local de Andalucía los principales abusos que han detectado en bares y restaurantes, en concreto, 25 que han sido reunidos bajo el hashtag #BaresParaNoVolver. En primer lugar, cuenta que lo más habitual es la falta de información relativa a los precios en las cartas de productos y, sobre todo, cuando se trata de los incrementos para mesa o terraza. Recuerda que estos establecimientos están obligados a detallar el precio final del plato o producto y no indicar solamente el porcentaje que se suma al precio en barra. Además, incide en la ilegalidad de indicar las siglas PSM (Precio Según Mercado) para determinados alimentos, ya que el consumidor o consumidora debe saber siempre qué precio final pagará por ese plato. Por tanto, Rubén Sánchez anima a todas las personas consumidoras a presentar la oportuna reclamación y no pagar si no está satisfecho con el servicio o ha detectado un cobro irregular. Sin embargo, cree que se dan pocas denuncias por la falta de información y, sobre todo, por lo habitual de estos abusos en bares y restaurantes.

EMISIÓN EN DIRECTO

Personas migrantes LGBTI en Andalucía

CONOCE NUESTROS PROYECTOS: