AGENCIA de NOTICIAS LOCALES y CIUDADANAS de ANDALUCÍA

12 aulas, un comedor escolar y un gimnasio compondrán el nuevo complejo educativo. 

Comienzan en la localidad sevillana de La Rinconada las obras para terminar la segunda fase del Colegio de la Unión. En la actualidad, este colegio solo cuenta con el área de infantil, pero con esta construcción también se quiere dar cabida al alumnado de primaria con más de 300 plazas.

En esta segunda fase se proporcionará al colegio de 12 aulas, 4 de pequeño grupo y un aula de educación especial. También incluirá un comedor con cocina de oficio y un gimnasio con vestuarios. Una biblioteca, un salón de Usos Múltiples, una sala de recursos, un espacio para el AMPA y un huerto escolar completan las instalaciones educativas que darán cabida a 450 alumnos y alumnas de primera e infantil.


 

 

Los padres y madres mantienen la demanda de que se contrate a más monitoras y monitores de Educación Especial.

El Ayuntamiento de Ogíjares se compromete a cubrir los gastos de calefacción y mantenimiento del colegio público de educación especial ‘Jean Piaget’, ubicado en la localidad metropolitana y en el que hay matriculados 74 alumnos y alumnas con necesidades especiales.

Los padres y madres habían hecho pública la situación del centro, que carece de liquidez para hacer frente a gastos básicos, como la calefacción (unos 30.000 euros cada curso para gasoil), ante la negativa del Ayuntamiento de correr con este gasto. El colectivo recurrió al Defensor del Pueblo, Jesús Maeztu, que medió para que todas las partes implicadas se reunieran y abordaran la queja.

La reunión se produjo finalmente el pasado viernes y a la misma asistieron representantes del Jean Piaget, la Delegación de Educación, la Diputación y el Ayuntamiento de Ogíjares. Se acordó que el Consistorio asumiría parte del coste de la calefacción, y que el resto se abonaría gracias a una ayuda económica de la Diputación provincial.

Una vez solucionada esta reivindicación, el próximo viernes está prevista una nueva reunión entre los padres, madres, la Delegación de Educación y el centro para tratar sobre la necesidad de contratar a más monitoras y monitores de Educación Especial. Tras varios fallos judiciales, desde el pasado 1 de enero, el número de monitoras y monitores que, entre otras tareas, se dedican a la higiene de los menores, pasó de once a seis, un número que los padres y madres consideran insuficiente para la atención de los alumnos y alumnas, algunos de ellos totalmente dependientes.

EMISIÓN EN DIRECTO

Personas migrantes LGBTI en Andalucía

CONOCE NUESTROS PROYECTOS: