AGENCIA de NOTICIAS LOCALES y CIUDADANAS de ANDALUCÍA

DE ESTE A OESTE – ESPECIAL BALSAS DE FOSFOYESOS DE HUELVA

Entre 66 y 70 millones de euros es lo que la empresa Fertiberia calcula que cuesta el proyecto de restauración de las balsas de fosfoyesos de Huelva. La empresa sigue apostando por encapsularlas.  Rafael Eugenio Romero, gerente de la Asociación de Industrias Básicas y Energéticas de Huelva, asegura que el impacto en la población sería nulo ya que incluye las mejores técnicas disponibles. Fertiberia insiste en que los fosfoyesos son subproductos no peligrosos.

Sin embargo, ha habido pronunciamientos de distintas instancias señalando todo lo contrario. Ya en el año 2007, parlamentarios europeos definieron la situación de Huelva como el mayor caso de contaminación industrial de toda Europa y un estudio encargado por Greenpeace al laboratorio francés CRIIRAD (Centro de Investigación y de Información Independientes sobre Radiactividad) confirmaba la naturaleza radiactiva y la posibilidad de contener sustancias contaminantes en “concentraciones anormalmente elevadas”.

Un estudio de investigadores de la Universidad de Huelva y del Instituto Andaluz de Ciencias de la Tierra de la Universidad de Granada-CSIC confirma que existe una conexión entre las balsas de fosfoyesos y el estuario del río Tinto, lo que contribuye a la contaminación de éste.

Uno de los investigadores de este estudio es Rafael Pérez López, profesor del Departamento de Geología de la Universidad de Huelva que explica que cuando sube la marea a través de los canales secundarios mareales entra el agua del estuario, lava la contaminación que hay en la balsa y retorna al estuario contaminada por metales pesados fundamentalmente.

Desde Mesa de la Ría afirman que ya se le retiró la licencia de explotación a la industria de fertilizantes  pero, que las constantes apelaciones, han alargado su actividad en la zona, continuando con la contaminación de la zona.

José Borrego, presidente del Consejo Sectorial del Órgano de Participación para la Búsqueda de Solución y Recuperación de las Balsas de Fosfoyeso señala que el llamado encapsulamiento que defiende Fertiberia no es una solución. Aseguran que solo con esa acción la contaminación se seguirá produciendo.

 


DE ESTE A OESTE – AURELIO GONZÁLEZ – Asociación Mesa de la Ría

Greenpeace y Mesa de la Ría han denunciado vertidos a la ría de Huelva, lo han hecho tras documentar irregularidades de seguridad y control que se han hecho visibles en las balsas de fosfoyesos con el temporal de Emma. Aurelio Gónzález, presidente de Mesa de la Ría, asegura que se han evidenciado las irregularidades que ya se sabían y que las administraciones no han querido ver. Las balsas de fosfoyesos de Huelva contienen 120 millones de toneladas de residuos industriales tóxicos y radiactivos. Un material que, según el presidente de la asociación Mesa de la Ría, se filtra por el agua contaminando el río y el mar.


DE ESTE A OESTE – ESPECIAL FOSFOYESOS

El Tribunal Supremo ratifica el aval que determinó la Audiencia Nacional y que suponía aumentarlo hasta los casi 66 millones de euros que debe presentar Fertiberia para restaurar la marisma de Huelva. Desde Mesa de la Ría aseguran que es un paso favorable pero no suficiente porque aún se mantiene el proyecto de soterrar. Rafael Gavilán, portavoz de la plataforma Mesa de la Ríaconfía en que finalmente la recuperación de la zona pasará por la retirada definitiva de los fosfoyesos y que los informes actuales apuntan a acabar con el soterramiento. Paco García, integrante de Ecologistas en Acción en Huelva, recuerda que este es un caso más de los numerosos abusos que las empresas realizan en Huelva en materia de contaminación. Destacan que lo más preocupante es la impunidad con la que realizan esos vertidos que atentan contra el medio ambiente y la salud de las personas.


Hemeroteca OLA

CONOCE NUESTROS PROYECTOS: