AGENCIA de NOTICIAS LOCALES y CIUDADANAS de ANDALUCÍA

DE ESTE A OESTE – JOSÉ LUIS LÓPEZ – Asociación de Ciencias Ambientales

Mañana, 17 de febrero, es el  Día Europeo de la pobreza energética. Un día para reflexionar, según José Luis López, integrante de la Asociación de Ciencias Ambientales, ya que esta realidad afecta al 11 por ciento de la población española, más de cinco millones de personas en todo el Estado. El 11 de abril es la fecha límite para renovar el bono social. Desde la Asociación de Ciencias Ambientales aseguran que el bono social es una buena medida pero insuficiente. Aseguran que hace falta poner en marcha soluciones estructurales. Se van a celebrar protestas en diversos puntos con los que se reclamará medidas urgentes y estructurales para erradicar  este problema.


DE ESTE A OESTE – JUAN REYES – Red Andaluza de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social

Juan Reyes, secretario de la Red Andaluza de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social, recuerda en la Onda Local de Andalucía que el hecho de no poder vivir en unas mínimas condiciones climáticas es otra de las consecuencias de las carencias que padecen millones de personas en nuestra tierra. Muchas de ellas tienen incluso trabajo, eso sí, marcado por la precariedad. Por eso, desde EAPN inciden en que cada vez son más las personas trabajadoras que piden ayuda para pagar las facturas energéticas. Asegura que la realidad es tan dura que, en la mayoría de los casos, las familias tienen que elegir entre hacer frente a pagos corrientes o alimentarse. Asevera que los suministros eléctricos, de agua o gas, son tan básicos y esenciales para la vida como el techo o la comida.

DE ESTE A OESTE – JOSÉ LUIS LÓPEZ – Asociación de Ciencias Ambientales

Así se desprende de los últimos estudios en la materia, como el elaborado en 2014 por la Asociación de Ciencias Ambientales, desde donde advierten de que más de cinco millones de personas pasan frío en sus casas en nuestro país. El coordinador de Proyectos de la Asociación, José Luis López, asegura que la mayoría de la población vive en edificios construidos sin perspectiva de eficiencia energética, lo que empeora la situación. En ese último informe ‘Pobreza, vulnerabilidad y desigualdad energética’ se recoge que tres millones 200.000 personas retrasan el pago de sus facturas energéticas y un millón 200.000 dedican el 20% de sus ingresos a dichos pagos. Una situación que afecta, sobre todo, a cuatro regiones, entre ellas Andalucía. Cree que, para revertir este problema, hay que empezar por establecer un sistema de precios accesible y transparente. También reclama que las medidas paliativas del Gobierno sean efectivas.

DE ESTE A OESTE – LOLA GARCÍA – EAPN Andalucía

EAPN denuncia que solo trasciende la pobreza energética cuando se produce una víctima. Sin embargo, la Red andaluza de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social alerta de que es una realidad que sufren miles de personas en nuestra tierra y en nuestro país al carecer de los recursos suficientes con los que mantener la temperatura de sus hogares en condiciones dignas. La directora de EAPN en Andalucía, Lola García, asegura que hay protocolos establecidos entre administraciones y empresas energéticas en casos de vulnerabilidad. Sin embargo, recuerda que los gobiernos tienen en su mano evitar estas situaciones garantizando un suministro básico a todas las personas en riesgo. Alerta de que más de la mitad de la población no puede hacer frente a gastos imprevistos, como por ejemplo el arreglo de instalaciones de agua o electricidad, algo que, dice, agrava las consecuencias de la pobreza energética.


DE ESTE A OESTE – JOSÉ LUIS LÓPEZ – Asoc. Ciencias Ambientales

Así lo señala José Luis López, integrante de la Asociación de Ciencias Ambientales, que ha publicado el informe Pobreza energética en España. Análisis de tendencias. En él se señala que España es el cuarto país de Europa más vulnerable a la pobreza energética, es decir, el cuarto país en el que el que la ciudadanía tiene más problemas para mantener la vivienda a una temperatura razonable. Para esta organización la respuesta a la pobreza energética requiere de una estrategia a dos pasos: a corto plazo impedir el desahucio energético y, a largo plazo, garantizar una mayor eficiencia energética de las viviendas.

Hemeroteca OLA

CONOCE NUESTROS PROYECTOS: