AGENCIA de NOTICIAS LOCALES y CIUDADANAS de ANDALUCÍA

Desde diciembre son ya dieciocho los animales de esta especie que han perdido la vida en las vías andaluzas, la mayoría de ellos en la provincia de Jaén.

El lince ibérico sigue siendo un tema de preocupación para la conservación de la fauna autóctona española. Una serie de accidentes viales provocaron que en 2017 al menos veintiún ejemplares murieran en la península, dieciocho sólo en Andalucía. Estos datos contrastan con la nueva designación “en peligro”, en lugar de “en peligro de extinción”, que la especie recibió en 2016 ante el nacimiento de 34 nuevos ejemplares.

Un nuevo proyecto presupuestado en más de 2 millones de euros inicia la instalación de un paso de fauna en las carreteras de la provincia de Jaén, concretamente en las inmediaciones del kilómetro 305 de la autovía A-4 dirección Despeñaperros. Además, está previsto el reemplazo de las infraestructuras de drenaje por un canal inferior y la colocación de vallas de madera en las inmediaciones al oeste del río Rumblar, a su paso próximo a la vía.

Las actuaciones forman parte del plan de apoyo europeo “Life+Iberlince”, destinado a la conservación de los espacios autóctonos para el lince ibérico en la península.

Estas acciones surgen meses después de las reclamaciones de la ONG WWF, que había amenazado con denunciar al Estado español si no reparaba en los puntos negros que afectan a la población de linces, considerados de escándalo por su reiteración.

Un hábitat en desaparición

El monte vegetal mediterráneo es el hábitat natural del lince ibérico, el cual en Andalucía se estimaba en 2016 en 440 ejemplares. Ante la amenaza que supone su destrucción paulatina, el programa Life+Iberlince planteaba que se trasladara parte de su cría a la cautividad. Recientemente una pareja de linces ibéricos fueron incluidos en el zoo local de Córdoba, donde la organización ha tratado de reproducir el ecosistema autóctono de la especie.


DE ESTE A OESTE – JUANJO NEGRO – Director de la Estación Biológica de Doñana

Los 46 años de Doñana como Parque Nacional comprenden una historia llena de éxitos en su preservación. Es la valoración de Juanjo Negro, director de la Estación Biológica de Doñana, quien califica el parque como uno de los humedales más importantes y mejor conservados de Europa. Enumera una larga lista de especies vegetales y animales, como el lince ibérico, que hacen de Doñana un espacio único e inigualable. Juanjo Negro resalta que, por eso, ha sido incluido recientemente en la Lista Verde de Patrimonio.

EMISIÓN EN DIRECTO

Conoce los encantos de Rute (Córdoba)

CONOCE NUESTROS PROYECTOS: