AGENCIA de NOTICIAS LOCALES y CIUDADANAS de ANDALUCÍA

Se trata de los 10 millones de euros que ha dispuesto la Consejería de Administración Local para el restablecimiento de servicios públicos.

Los municipios andaluces afectados por las lluvias torrenciales de la pasada semana comenzarán a recibir las primeras ayudas del Gobierno andaluz.  Así lo ha anunciado el vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, quien ha destacado la rapidez de actuación del Gobierno.

JUAN MARÍN – Vicepresidente de Junta de Andalucía

Un Decreto-ley que activa el Programa andaluz de colaboración financiera específica con las entidades locales especialmente afectadas en las provincias de Almería, Córdoba, Granada, Jaén, Málaga y Sevilla. Juan Marín recuerda que tiene  un doble objetivo: restituir la plena usabilidad de las infraestructuras municipales destinadas al servicio público y hacerlo con la mayor celeridad posible.

JUAN MARÍN – Vicepresidente de la Junta de Andalucía

Los diez millones de euros se distribuirán entre las entidades locales afectadas atendiendo a su población, a la superficie urbana de que dispongan y a la gravedad de los daños sufridos en las infraestructuras e instalaciones.


DE ESTE A OESTE – LEANDRO DEL MORAL – Universidad de Sevilla

Organizaciones ambientales, sindicales, ciudadanas, agrarias, empresariales, científicas y profesionales han presentado observaciones al Plan Especial de Sequía del Guadalquivir.  Lo han titulado “Clarificando el concepto de sequía: crónica de la construcción de una crisis”. Leandro del Moral, catedrático del Departamento de Geografía Humana de la Universidad de Sevilla, afirma que este prolongado y extraordinario período de precipitaciones no debe confundir sobre la situación real, que sigue siendo de déficit hídrico. La cuenca del Guadalquivir cuenta con una gran capacidad de regulación (con 46 grandes embalses e importantes acuíferos) que, aseguran debería  resistir la escasez temporal de precipitaciones (sequía meteorológica). Pero el propio Plan Hidrológico del Guadalquivir (PHG) diagnostica que, debido al exceso de demandas, existe en la cuenca un déficit estructural de 450 hm3. El texto lo han firmado la Asociación Española de Operadores Públicos de Abastecimiento y Saneamiento, COAG Andalucía, Ecologistas en Acción,  Facua Andalucía, Fundación Savia, Seo Bird Life, UPA y WWF. 


  • El municipio sevillano exige una solución urgente tras sufrir numeras pérdidas debido a otra inundación por la crecida del río Corbones.

La Puebla de Cazalla, tras sufrir nuevamente inundaciones en el polígono Corbones el pasado fin de semana, reclama una actuación urgente en el encauzamiento del arroyo del Huerto Guisado. Estas inundaciones, han provocado pérdidas y destrozos materiales de diversa consideración en las calles del polígono industrial, una de las zonas más cercana al río.

Las consecuencias que han ocasionado las precipitaciones afectan tanto a bienes públicos, en caminos rurales, parques, plazas y calles, como a propiedades privadas y cultivos.

En base a esto, es necesaria una intervención debido al riesgo que existe de que se aneguen los negocios y naves del polígono, el cual está situado al pie de la autovía A-92. La primera medida sería prolongar el marco hasta el río para que no vuelva a ocurrir, ya que se encuentra relativamente cerca.

Zona catastrófica

El polígono Corbones sufre cuantiosas pérdidas cada vez que hay lluvias intensas debido a la falta de acciones en el río junto al que está ubicado. Por tanto, la localidad pide ser declarada zona catastrófica tras las inundaciones que sufrieron en el mes de noviembre y que, se han vuelto a repetir el pasado fin de semana. Esta petición se realizó tras las inundaciones del pasado 29 de noviembre y actualmente, siguen a la espera de ser declarada como tal.


DE ESTE A OESTE – PEDRO GARCÍA – Fundación Nueva Cultura del Agua

Pese a las lluvias de los últimos días en Andalucía, las expertas y expertos advierten de que el problema del agua no es coyuntural, es un problema estructural que no depende de lluvias puntuales sino del modelo de gestión y consumo de agua. Abel Lacalle, profesor de la Universidad de Almería e integrante de la Fundación Nueva Cultura del Aguainsiste en que las soluciones deben ser más profundas y pasan por restringir el consumo sobre todo en el sector que más consume: el agrario. Abel Lacalle reconoce que las infraestructuras han sido muy importantes en un tiempo pero que la solución no pasa por ampliarlas. Inmaculada Cuenca, directora general de Infraestructuras y Explotación del Agua de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, señalaba en los últimos días que las infraestructuras pendientes del Estado permitirían tener una situación menos vulnerable frente a la sequía.


DE ESTE A OESTE – ANÁLISIS DE LA SITUACIÓN DE SEQUÍA – COAG y ASAJA

Eduardo López, secretario de Organización de COAG Andalucía, asegura que hacen falta controles para fomentar la racionalidad en el uso del agua en los cultivos. A pesar de que reclama medidas para mejorar las infraestructuras y para racionalizar el consumo de agua, afirma que no se puede poner en cuestión los cultivos de regadío porque aportan vida y riqueza a la comunidad. Desde la organización ASAJA, Eduardo Martín, secretario general técnico de ASAJA en Sevilla, cree que hacen falta mejorar algunas infraestructuras como la de los embalses aprovechando los ciclos de lluvia. Ambas entidades creen que hace falta apostar por una modernización de las instalaciones de regadío para que no se desaprovechen los recursos hídricos. También piden reforzar el control sobre los regadíos en precario, que sin control, se convierten en permanentes.


DE ESTE A OESTE – MIGUEL LÓPEZ – COAG Andalucía

Desde COAG valoran de forma positiva estas lluvias aunque señalan que no son suficientes y no compensan las pérdidas por las sequías. Miguel López, secretario general de la Coordinadora de Organizaciones Agrarias y Ganaderas de Andalucía, COAG-Aseñala que hay que buscar alternativas para ahorrar agua y evitar despilfarros como el agua que se utiliza para destaponar la salinidad tras el cultivo de arroz. También creen que es fundamental la inversión  en infraestructuras. Los registros han marcado el pasado año con un 18 por ciento por debajo de la media histórica. Un escenario muy complicado que se suma a la difícil situación desde hace tres campañas. Como ya les hemos contado, la Unión de Pequeños Agricultores cifra en 800 millones las pérdidas en el sector agrario andaluz.


DE ESTE A OESTE – MIGUEL COBOS – UPA Andalucía

La sequía amenaza la campaña del olivar en Andalucía y afecta ya a la de verdeo. Según la Unión de Pequeños Agricultores, UPA, el estrés hídrico que sufre la aceituna actualmente está impidiendo su recolección porque el fruto está arrugado. Su secretario general en Andalucía, Miguel Cobos, asegura que la única aceituna que presenta un tamaño óptimo es la de riego y si no llueve en los próximos 15 días, advierte, el grueso de la campaña puede perderse. Cree que el sector debe adaptarse a los efectos del cambio climático. Defiende que hay que mantener el olivar porque genera mucha riqueza en Andalucía y de él dependen más de 300 municipios, pero sostiene que hay que apostar por variedades de cultivo que se adapten mejor a la sequía.


DE ESTE A OESTE – IGNACIO FERNÁNDEZ – Asaja Córdoba

Asaja Córdoba enciende ya la alarma por las consecuencias que la poca agua caída durante los últimos dos años está provocando en el campo. El presidente de Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, recuerda que el año pasado la situación no era tal porque se venía de buenas lluvias, pero este año la mayoría de los cultivos se han regado con menos agua, con pérdidas y cosechas irregulares. Alerta de que la campaña de la aceituna está en riesgo. Destaca también las dificultades del sector ganadero, que en está teniendo que recurrir a piensos para alimentar a sus animales, con el consecuente aumento de las pérdidas para los dueños.


DE ESTE A OESTE – ABEL LACALLE – Universidad de Almería

El 80% de España está en riesgo de convertirse en desierto este siglo por el cambio climático. Así se recogía en los datos del propio Gobierno central. Una situación que no es irreversible pero que requiere de una acción urgente según Abel Lacalle, experto en agua y profesor de la Universidad de Almería, recuerda que para asegurar el agua del futuro hay que garantizar la viabilidad y el buen estado de los ecosistemas básicos: ríos y acuíferos. De no hacerse la situación llevará hacia una escasez del agua cada vez más acuciante. El riesgo de desertificación, en diferentes grados, afecta a 37 millones 400.000 hectáreas de los 50 millones y medio del territorio total. Los cálculos del informe muestran que el suelo susceptible de degradarse va ganando espacio: la zona norte de Andalucía, Extremadura, Castilla-La Mancha, Valle del Ebro, amplias zonas de Cataluña y la submeseta norte se van tornando más secos hasta perder el tono verde de las zonas húmedas.


El Consistorio llamará a todas las personas afectadas del municipio malagueño que ya han realizado su queja y serán asesoradas para formalizar su reclamación.

La ciudadanía afectada por las últimas lluvias que causaron destrozos en diferentes puntos de Coín cuenta con el asesoramiento del Ayuntamiento para formalizar la reclamación. El personal de la oficina habilitada para gestionar las reclamaciones se pondrá en contacto con todas las personas inscritas para que acudan al consistorio y formalicen un parte de daños oficial que se dirigirá a la Subdelegación del Gobierno.

Las personas afectadas que aún no han registrado sus pérdidas tienen hasta el día 23 de diciembre para hacerlo. Hasta el momento se han registrado 110 solicitudes de ayuda por daños producidos, y la mayoría de ellas relativas a fincas ubicadas en zonas rurales, además de viviendas y garaje.


DE ESTE A OESTE – RAFAEL YUS – Red Andaluza para Defensa del Territorio

Así lo ha señalado esta mañana en la OLA Rafel Yus, coordinador de Ecologistas en Acción en Málaga e integrante de la Red Andaluza para Defensa del Territorio. Asegura que hay problemas graves tanto en zonas urbanas como rurales y los responsables políticos no están poniendo soluciones porque es impopular. Entre las soluciones piden ampliar la reforestación de las riberas de los ríos para que la naturaleza haga su labor de contención de las aguas y den más capacidad de absorción a los suelos. La Red Andaluza en Defensa del Territorio señala que las soluciones ahora son costosas porque las administraciones no han actuado en su momento impidiendo las construcciones en zonas inundables y muchas de esas viviendas y construcciones ya no se pueden demoler por haber prescrito su ilegalidad.


DE ESTE A OESTE – JUAN CLAVERO – Ecologistas en Acción

Es la denuncia de Juan Clavero, secretario de Ordenación del Territorio de Ecologistas en Acción. Recuerda que el sureste de la península ibérica es la zona con más riesgo de desertización tanto por motivos naturales como por la actuación humana. Esta zona incluye las provincias andaluzas de Jaén, Granada y Almería donde, insiste, llueve poco y cuando lo hace es de forma torrencial. Además explica que son zonas muy montañosas con gran presencia de pizarra que impide que el agua empape el suelo. Causas naturales agravadas, lamenta, por la desprotección del suelo ante la destrucción de la vegetación. La ONU ha declarado este 2015 como el Año Internacional de los Suelos. Entre sus objetivos está apoyar políticas y acciones eficaces para el manejo sostenible y la protección de los recursos del suelo. Entre esas políticas, Juan Clavero, destaca la recuperación de bosques, y es que señala que nuestra tierra ha perdido la mitad los terrenos de bosques que tenía. 

 

Hemeroteca OLA

CONOCE NUESTROS PROYECTOS: