AGENCIA de NOTICIAS LOCALES y CIUDADANAS de ANDALUCÍA

DE ESTE A OESTE – HELENA MALENO – Periodista

Los defensores y defensoras de los derechos humanos, periodistas y reporteros sufren la persecución y la criminalización por destapar los abusos de las autoridades. Así lo asegura en la Onda Local de Andalucía la periodista, investigadora y activista Helena Maleno, que esta semana ha recibido una grave amenaza de muerte. Señala que la campaña contra su seguridad e integridad física y moral se ha intensificado tras denunciar la actitud violenta de un policía que se fracturó una pierna dando una patada a una persona migrante cuando intentaba atravesar la frontera de Ceuta. Añade que el propio Sindicato Unificado de Policía respondió con odio en una cadena de mensajes contra ella y esto fue el origen de la posterior amenaza de muerte. Algo que, según relata Helena Maleno, conlleva a una situación de desprotección. Denuncia que los mismos hechos delictivos no pesan igual ante la ley si se trata de activistas como ella. Asegura, sin embargo, que por amenazas de este tipo contra cargos públicos se movilizan de oficio todos los organismos competentes para condenarlas. Para Helena Maleno, esta situación lleva a un hostigamiento y a una criminalización injustificada contra quienes transmiten la realidad de lo que pasa en la frontera sur o en otros puntos donde se vulneran derechos humanos.


DE ESTE A OESTE – SERGIO RODRIGO – Sindicato de Periodistas de Andalucía

Según el Sindicato de Periodistas de Andalucía las amenazas a Helena Maleno no son, por desgracia, un hecho aislado. El secretario de Internacional y periodista de Entre Fronteras, Sergio Rodrigo, advierte en la Onda Local de Andalucía que cada día se producen hostigamientos contra quienes presencian y transmiten los abusos y vulneraciones de derechos humanos, como el caso de esta periodista y activista que cubre la zona de la frontera sur. Cree que esta circunstancia está generando inseguridad y coartando la libertad de profesionales y defensores de las garantías fundamentales que son, a su vez, una importante fuente de información. Por ello, alerta de que las trabas para denunciar vulneraciones de derechos comprometen, además de la seguridad, la libertad de información. El secretario de Internacional del Sindicato de Periodistas de Andalucía señala cómo cada vez se hace más difícil acceder a puntos de vulneración de derechos, como los pasos fronterizos de Ceuta y Melilla, donde se producen devoluciones en caliente de personas inmigrantes en situación administrativa irregular y otros abusos policiales.


DE ESTE A OESTE -MARÍA JESÚS VEGA – ACNUR España

La portavoz de ACNUR en España, María Jesús Vega, recuerda que los CETI son Centros de Estancia Temporal para Inmigrantes y que, sin embargo, ese carácter de temporalidad se incumple. Además, alerta de las condiciones de hacinamiento que se sufren en esas instalaciones, que están al doble de su capacidad. Otra de las cuestiones que constata ACNUR respecto a los CETI de las ciudades autónomas es la falta de personal especializado para atender a los solicitantes de asilo. Incide en que son personas refugiadas que vienen huyendo de la guerra y de situaciones dramáticas. Según recuerda María Jesús Vega, Ceuta y Melilla son los dos únicos puntos de la Unión Europea con frontera terrestre con África, por lo que pide que se doblen los esfuerzos para atender la llegada de personas inmigrantes y refugiadas.


Enciendes la televisión y ves en el telediario que un grupo de personas inmigrantes intentan saltar la valla de Melilla. Sólo se habla de cuántos son y de cuántos logran saltarla. ¿Alguna vez te has parado a preguntarte por qué vienen? ¿De qué guerras huyen? ¿Y si dedicáramos un minuto a averiguar quiénes son los responsables de esas guerras? Te sorprendería saber lo que hay detrás, y toda esa información la tienes a un clic de distancia. La misma información que los medios de comunicación esconden y que necesitamos para formarnos una opinión completa, coherente y crítica sobre nuestro entorno. No te quedes con un único mensaje. Contrasta la misma noticia en diferentes medios de prensa, radio, televisión y, sobre todo, en Internet.

DE ESTE A OESTE – ANDALUCÍA COOPERA – Especial Crisis Humanitaria Personas Refugiadas

La Junta de Andalucía ultima los protocolos de actuación para organizar la acogida de las personas desplazadas de zonas de conflicto. Desde la Consejería de Justicia e Interior ya han mantenido una reunión con responsables de siete consejerías para preparar los dispositivos que atenderán a estas personas. Luis Vargas, director general de Coordinación de Políticas Migratorias de la Junta de Andalucía, señala que en nuestra tierra ya han  entrado unas 4.000 personas demandantes de asilo a través de la frontera sur de Ceuta y Melilla. Desde Andalucía Acoge, su secretario general, Mikel Araguás, señala que estas personas no entran dentro del nuevo planteamiento y que no se están dando los medios para atenderlos.

En las últimas semanas, el debate sobre la norma se ha centrado en la intención del Gobierno de legalizar las devoluciones en caliente de personas inmigrantes en las fronteras de Ceuta y Melilla. Jorge Fernández Díaz, ministro del Interior, ha asegurado al respecto, ante las críticas de la oposición, que no va a retirar la regulación del rechazo en frontera porque es, según apunta, obligación de España defender su frontera.

Sin embargo, el Comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Nils Muiz-Nieks, ha advertido a España de que legalizar las devoluciones de personas inmigrantes a pie de valla en Ceuta y Melilla contradice la jurisprudencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que prohíbe expresamente las expulsiones colectivas. Este mismo miércoles organizaciones como Avaaz, No Somos Delito, la PAH, Greenpeace y SOS Racismo escenificaron ante el Congreso un cortejo fúnebre para rechazar la reforma de la ley de Seguridad Ciudadana, que califican como «ley mordaza» y que la oposición se ha comprometido a derogar cuando cambien las mayorías.

Tras su paso por los órganos consultivos como el Consejo General del Poder Judicial o el Consejo General de la Abogacía y tras el trámite parlamentario en el Congreso de los Diputados se han introducido numerosos cambios al texto, que afectan a las conductas susceptibles de sanción con multas que van desde los 100 euros hasta los 600.000 euros. Además se han introducido seis nuevas faltas por lo que finalmente la Ley tendrá 45 infracciones. Habrá infracciones leves (multa de 100 a 1.000 euros), graves (multa de 1.001 a 30.000 euros) y muy graves (multa de 30.001 a 600.000 euros).

EMISIÓN EN DIRECTO

Personas migrantes LGBTI en Andalucía

CONOCE NUESTROS PROYECTOS: