AGENCIA de NOTICIAS LOCALES y CIUDADANAS de ANDALUCÍA

DE ESTE A OESTE – DIEGO BOZA – APDHA Cádiz

APDHA denuncia el racismo cotidiano que se ha normalizado y que no se percibe como grave. Lo denominan micro-racismos y para concienciar de ello han puesto en marcha una campaña. Diego Boza, delegado de APDHA en Cádiz, señala que la campaña tiene dos grupos destinatarios: las personas que son víctimas de los micro-racismos para que conozcan sus derechos, pero también se dirige a la población autóctona. En una segunda fase, tienen previsto grabar en vídeo el día a día de personas inmigrantes que puedan ser objeto de microrracismos para, finalmente, antes del verano, poder elaborar un informe que contenga conclusiones respecto a cuáles son las situaciones más comunes en los que se da ese «racismo cotidiano».


La segunda jornada del seminario “Procesos migratorios y minorías: el periodismo ante los nuevos retos”, que organiza EMA-RTV en Sevilla durante los días 13, 14 y 15 de febrero, arranca con Scott Griffen, director de Programas de Libertad de Prensa del International Press Institute (Austria), y Sebastián de la Obra, historiador, fundador de la Casa de la Memoria y director de la Biblioteca del Parlamento de Andalucía.

En su intervención, Scott Griffen subraya el problema que se deriva de la territorialidad de las leyes, en el sentido de que los discusos de odio no se tipifican ni se persiguen del mismo modo en función del Estado en el que se den, por lo que la persecución de los mensajes de este tipo en las redes virtuales se dificulta. Además, considera que el anonimato de la persona que lanza discursos de odio en Internet supone un obstáculo añadido a la hora de detenerla, y la eliminación de su perfil no es ninguna garantía para frenar su actividad.

Las redes virtuales, según el experto, también actúan como censoras, a veces con resultados paupérrimos. Pone como ejemplo el caso de Phan Thị Kim Phúc, la activista vietnamita famosa por protagonizar «La niña del Napalm«, cuya conocida imagen fue censurada por Facebook por «fomentar la pornografía infantil».

Por otro lado, recuerda la diferencia que debe hacerse entre proteger a las ideas y proteger a las personas frente a los discursos de odio. Señala, en este sentido, que la blasfemia constituye la protección de una idea, como es la religión, o el apartheid en Sudáfrica, una idea que servía para proteger los derechos de la clase dominante blanca.

Sebatián de la Obra, en su intervención, establece la relación entre la Inquisición española y el Holocausto de la Alemania nazi, en tanto que en ambos casos, según apunta, se construye un discurso de odio hacia quienes son diferentes. Para el historiador, las personas pobres, enfermas y extranjeras han supuesto la base paradigmática del discurso del odio, algo que ha continuado hasta nuestros días.

Recueda que la Inquisición española prohibió los nombres judíos para hacerlos desaparecer, mientras que en el Tercer Reich se obligó a los judíos alemanes a llevar el nombre de Sara (para mujeres) o de Israel (para varones) para marcarlos y luego exterminarlos. De este modo, Sebastián de la Obra ejemplifica de qué modo los regímenes pueden señalar a un colectivo para convertirlo en un enemigo al que dirigir los odios.


DE ESTE A OESTE – GUILLERMO BUTEAU – Ayuntamiento de Roquetas de Mar (Almería)

Coordinado por esta casa, la Asociación de Emisoras Municipales y Ciudadanas de Andalucía, EMA-RTV, en él participan ocho países europeos: Italia, Eslovenia, Alemania, Hungría, Grecia, Irlanda, Austria y España. Según explica Guillermo Buteau, coordinador de Cooperación de EMA-RTV, el objetivo es luchar contra los estereotipos negativos que fomentan el discurso del odio contra colectivos como las personas inmigrantes o las minorías. El proyecto plantea la puesta en marcha de una estrategia mediática para luchar contra los discursos de odio en los medios europeos, sobre todo en el ámbito radiofónico. Para ello, consta de tres ejes que se complementan. Como resalta Guillermo Buteau, “No a los discursos de odio en los medios” engloba la publicación de un código ético, un manual de buenas prácticas y una campaña que se difundirá por las distintas radios participantes. Los principales destinatarios de estas acciones son los y las periodistas de estos medios comunitarios, ya que, según el coordinador de Cooperación de EMA-RTV, es ahí donde se fomentan los discursos de odio si no se abordan de forma adecuada los asuntos relacionados con estos colectivos.


EMISIÓN EN DIRECTO

Personas migrantes LGBTI en Andalucía

CONOCE NUESTROS PROYECTOS: