AGENCIA de NOTICIAS LOCALES y CIUDADANAS de ANDALUCÍA

MANUEL CHAPARRO- catedrático de Periodismo UMA

Estos entes de control deben estar al margen del poder político y económico y deberían controlar, especialmente, a los medios audiovisuales porque el espectro de ondas es público y las licencias las otorga el Estado. Así lo afirma Manuel Chaparro, catedrático de Periodismo UMA, director de esta casa EMA-RTV y uno de los coordinadores de la publicación Transparencia mediática, oligopolios y Democracia ¿Quién nos cuenta el cuento?.

Alerta de que el monopolio actual provoca desinformación porque son los grandes grupos los que marcan la agenda para que el poder político que esté en cada momento no altere sus intereses. Esto, incide, está amparado por una legislación poco ambiciosa como la Ley Audiovisual de 2010 que, asegura, ampara el actual mapa concentrado de medios. Por ello, insiste Manuel Chaparro, deberían existir mecanismos de control independendientes que impidan los abusos de poder mediáticos y eviten cualquier interferencia política; especialmente en épocas de campaña electoral como en la que nos encontramos ahora.

Según Manuel Chaparro la radio comercial local ha dejado de existir porque la programación está supeditada a la de grandes cadenas, una práctica que está incumpliendo la ley. Además, pertenecen a tres grupos A3Media, Prisa y Cope que, alerta, son opacos y ofrecen un perfil bajo de contenidos a la población. Apuesta por controlar estas frecuencias que, recuerda, son públicas y deberían darse teniendo en cuenta aspectos como la rentabilidad social.

COM-Andalucía

Estos son los resultados de la última investigación realizada por COMAndalucía, un grupo de expertos que estudia el Indicador de Rentabilidad Social en Comunicación (IRSCOM). Hasta ahora ha estudiado las radios públicas locales, las privadas y se va a centrar, próximamente, en las televisiones comerciales.

 


DE ESTE A OESTE – JUAN MANUEL SANTANA – Catedrático de Historia

Las eléctricas Endesa e iberdrola, bancos como BBVA o Santander y otras grandes empresas españolas como Iberia o Telefónica, comenzaron la segunda conquista de América Latina desde finales del siglo XX, una conquista económica y de recursos que, según el catedrático de Historia Juan Manuel Santana, llega hasta la actualidad. Valora positivamente que algunos países como Bolivia estén implantando políticas que ponen fin a esa dependencia económica porque, lamenta en la Onda Local de Andalucía, esa situación sólo ha beneficiado solo a las empresas y no a la población latinoamericana ni a la española.

EMISIÓN EN DIRECTO

Conoce los encantos de Rute (Córdoba)

CONOCE NUESTROS PROYECTOS: