AGENCIA de NOTICIAS LOCALES y CIUDADANAS de ANDALUCÍA

JULIO BAREA- Campaña de Plásticos de Greenpeace

Algunas grandes superficies ofrecen alternativas a las bolsas de plástico.

Tras la critica ciudadana cada vez más intensa acerca del abuso de los envases y las bolsas de plástico en las superficies comerciales, algunas empresas han tomado nota y ahora ofrecen materiales alternativos al plástico para estos envases. Sen embargo, Greenpeace, la organización ecologista, advierte sobre estas alternativas que ofrecen, incluso como estrategias de marketing, de greenwashing.

Reutilización

Insisten en que la clave para solucionar el problema del plástico es reducir su consumo pero sobre todo la reutilización.

 

Julio Barea, responsable de la campaña de Plásticos de Greenpeace

 


DE ESTE A OESTE – ALODIA PÉREZ – Amigos de la Tierra

Europa consume cien mil millones de bolsas de plástico al año de las que solo el 30 por ciento se reciclan. Con estos datos sobre la mesa, la Unión Europea aprobaba hace tres años la directiva sobre bolsas que se completa con la Estrategia Europea sobre Plásticos. El objetivo es que todos los envases sean reciclables en 2030. Además, desde el 1 de enero deberían estar prohibidas las bolsas de plástico y estaba prevista una tasa para cobrar entre 3 y 30 céntimos de euro por cada bolsa de un solo uso entregada. Esto debería afectar a todos los comercios y establecimientos españoles, incluidas farmacias, porque hasta ahora solo era obligatorio este cobro en los supermercados. Pero según Alodia Pérez, responsable de Recursos naturales y residuos de Amigos de la Tierra, aún no se ha aprobado el real decreto que lo regula y nuestro país va con retraso con respecto al resto de países de nuestro entorno. Por ejemplo, Irlanda comenzó a aplicar una tasa en 2002 y consiguió en sólo cuatro años reducir su consumo un 90%. Reino Unido decidió implantar una tasa en 2015 y Francia ha sustituido en 2016 las bolsas por otras hechas de papel o maíz y ha prohibido la venta de vajillas desechables de plástico desde 2020. Alodia Pérez recuerda que las bolsas de plástico dispersas provocan contaminación en el medioambiente y agravan el problema generalizado de la presencia de basura en las masas de agua, lo que supone una amenaza para los ecosistemas acuáticos en el mundo. Además, alerta, repercute directamente en nuestra salud porque los microplásticos son consumidos por el pescado que luego compramos.


Hemeroteca OLA

CONOCE NUESTROS PROYECTOS: