AGENCIA de NOTICIAS LOCALES y CIUDADANAS de ANDALUCÍA

Reclaman que no se otorguen más permisos y que se cancele la vigencia de aquellos que ya hayan sido autorizados.

El fracking es una técnica para extraer gas natural de yacimientos no convencionales a través de fractura de rocas en el subsuelo. La plataforma denuncia que esta práctica conlleva graves consecuencias para la salud humana, pudiendo generar enfermedades cancerígenas, mutaciones genéticas y del aparato reproductor, así como la destrucción del medio ambiente y una explotación intensiva del territorio andaluz. Isidro Maquela, portavoz del colectivo, denuncia en declaraciones para la Onda Local de Andalucía, que, además, compite con las actividades agrícolas y ganaderas tradicionales, que pueden verse seriamente perjudicadas con el agotamiento de recursos hídricos y la contaminación de tierras, aire y aguas.

Según Isidro Maquela, las provincias más afectadas actualmente son Jaén y Sevilla donde se investiga con fracking hace varios meses. Con la concentración de hoy, la Plataforma Andalucía Libre de ‘Fracking’ ha mostrado su apoyo a la proposición no de ley presentada por IULV-CA en la Comisión de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente para rechazar cualquier proyecto de fracking que pretenda realizarse en Andalucía.

En el documento presentado hoy en comisión parlamentaria, IU pide que se paralicen las perforaciones y los sondeos en los proyectos de búsqueda de hidrocarburos y someterlos a la evaluación de impacto ambiental en los términos previstos por la Directiva de Impacto Ambiental.

Su coordinador, José Miguel Delgado, denuncia en los micrófonos de la Onda Local de Andalucía que, sin las prestaciones de atención a la dependencia y la autonomía personal, una sociedad está lejos de ser igualitaria.

José Miguel Delgado asegura que esta situación genera precariedad en un sector que está siendo atacado, denuncia, por las medidas de recorte puestas en marcha por el Gobierno Central y que dificulta la situación de estos trabajadores fundamentales para lograr el máximo bienestar para sus usuarios. Asegura que las políticas sociales en Andalucía están dirigidas a garantizar este servicio pero duda que, tras el último recorte en más de mil millones del Gobierno central, la dependencia pueda continuar adelante.

Las consecuencias de los recortes, según la Plataforma Andaluza para la Defensa del Sistema Público de Servicios Sociales y Dependencia, afecta directamente a los usuarios y usuarias. Denuncian que aumentará el copago y las personas dependientes tendrán que pagar el 50 por ciento de las prestaciones. Todo ello agravado por la reducción en un 15 por ciento de la prestación por dependencia. Por ello, desde la plataforma se han organizado una serie de conferencias y actos informativos a la ciudadanía. El primero de ellos se celebra mañana en el centro de Servicios Sociales del municipio cordobés de Montilla con la presencia del responsable de la implantación de la Ley de Depencia, Jesús Caldera, ex ministro de Trabajo y Asuntos Sociales.

Hemeroteca OLA

CONOCE NUESTROS PROYECTOS: