AGENCIA de NOTICIAS LOCALES y CIUDADANAS de ANDALUCÍA

MANUEL HUESO-Alcalde de Rus

Así lo transmite en la Onda Local de Andalucía Manuel Hueso, alcalde de Rus

Ya sabemos que Andalucía es tan rica que cuando desempolvamos sus entrañas damos con vestigios históricos de diversas épocas. Hoy nos situamos en Rus, en el mar de olivos de Jaén. Nos situamos en el entorno del embalse de Giribaile, como decíamos, en el término municipal de Rus. Allí se han identificado una villa romana y varios asentamientos íberos en las excavaciones arqueológicas que lleva a cabo el Instituto de Arqueología Ibérica de la Universidad de Jaén.

La excavación, iniciada tras la autorización por parte de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, está motivada por las circunstancias del embalse del Giribaile, que ha dejado al descubierto, dado el bajo nivel de agua que presenta en los últimos años, una serie de vestigios arqueológicos que corren grave riesgo de destrucción por la acción del agua y del expolio arqueológico. Recientemente, atención, se ha encontrado una villa romana del siglo uno antes de Cristo, que se conserva casi en toda su extensión y comprende unos 12 mil metros cuadrados. No es lo único que atesora este enclave, y así nos lo ha contado Manuel Hueso, su alcalde.


DE ESTE A OESTE – ROSARIO DELGADO – Ayuntamiento de Rus (Jaén)

Los vecinos y vecinas del municipio jiennense de Rus se disfrazan y se lanzan a la calle con ironía e ingenio con un propósito claro, no ser reconocidos. Bajo el grito de “mascarilla que no me conoces” y completamente tapados, la ciudadanía disfruta de esta fiesta cuyos orígenes se remontan al siglo 17. Según Rosario Delgado, concejal de Cultura y Festejos de Rus, es una tradición que pasa de padres a hijos.

En el siglo XVII las comarcas de Baeza y Úbeda sufrieron grandes pestes y epidemias. Los y las jóvenes de Rus, los llamados mozos, se vieron infectados de la fiebre “bubónica”, una enfermedad que diezmó la población local, cundiendo el miedo y el pánico. Cuenta la tradición que la población se encomendó a la religión para rogar el cese de esa mortífera epidemia. Los mozos que sobrevivieron y el resto de la población decidieron conmemorar dicho acontecimiento disfrazándose para dar rienda suelta a su alegría.

«La muerte no mata a quien no conoce»

El disfraz tradicional se ha mantenido hasta nuestros días. El cuerpo se cubre con sábanas y el rostro con un tapete. El objetivo es burlar a la muerte, que no puede matar a quien no conoce.

A ‘Fiesta de los Mozos’ está tomando, cada vez, más importancia. Son muchos los visitantes que se acercan este fin de semana al municipio jiennense. Para ellos, el martes, se ofrecen disfraces especiales para hacerlos partícipes de la fiesta. La programación al completo de la Fiesta de los Mozos se puede consultar en las redes sociales del Ayuntamiento de Rus.


EMISIÓN EN DIRECTO

Personas migrantes LGBTI en Andalucía

CONOCE NUESTROS PROYECTOS: