AGENCIA de NOTICIAS LOCALES y CIUDADANAS de ANDALUCÍA

Esta clausura definitiva no afectará a la localidad malagueña en su recogida diaria de residuos, ya que Marbella cuenta con una planta de tratamiento de residuos.

Desde 1998 el vertedero del municipio marbellí ha desarrollado un actividad contraria a la normativa ambiental y de sostenibilidad, y aunque el Ayuntamiento local lleva varios meses para dar solución a este problema, finalmente se ha optado por cerrar sus puertas en un plazo máximo de un mes.

El vertedero que no cuenta ni con la autorización ambiental necesaria ni con el permiso administrativo para el tratamiento de residuos ya ha provocado varios expedientes sancionadores por parte de la Junta de Andalucía a la localidad.

La normalización urbanística de los terrenos del vertedero se realizará mediante fondos europeos que rondaría los dos millones de euros.

Los vecinos y vecinas se quejan de que pagan impuestos y tasas igual que el resto de vecinos, pero no reciben los mismos servicios.

Los residentes en la calle Boticaria de Torrox Costa llevan soportando esta situación desde hace al menos ocho años. Sufren inundaciones constantes de aguas fecales a las puertas de sus viviendas como consecuencia del deficiente funcionamiento de la red pública de alcantarillado.

Según explicaron los residentes sobre el terreno, el problema se remonta a comienzos de los años noventa de la pasada década, cuando se urbanizó la calle y se colocó un colector de aguas residuales «con pendiente invertida» en un tramo de unos cien metros de calle, de manera que las viviendas del entorno no pueden evacuar adecuadamente al mismo.

El problema se repite de manera constante desde hace al menos ocho años, aunque las molestias son mucho mayores para la treintena de vecinos del entorno cuando llega la temporada estival, por las elevadas temperaturas, que provocan la acumulación de mosquitos y un gran mal olor, generando un ambiente «irrespirable» y muy peligroso para la salud público de los residentes de esta zona de Torrox-Costa, situada a apenas un kilómetro de la playa.

Los vecinos y vecinas han presentado «infinidad» de escritos y quejas ante el Ayuntamiento, la Junta de Andalucía y el Seprona de la Guardia Civil. El Ayuntamiento envía cada semana un camión de bombeo y les ha prometido una solución.

EMISIÓN EN DIRECTO

Mayores en la Onda: Envejecimiento activo

CONOCE NUESTROS PROYECTOS: