AGENCIA de NOTICIAS LOCALES y CIUDADANAS de ANDALUCÍA

DE ESTE A OESTE – RUBÉN SÁNCHEZ – FACUA

Algunos de estos abusos son, por ejemplo, cobrar por la limpieza del mantel y de los cubiertos, servir la carne más hecha o exigir un donativo por utilizar el baño o afilar los cuchillos. Este tipo de prácticas, si bien son ilegales, se producen con frecuencia y terminan inflando el precio final de la consumición. Junto a ellos, existen también otros más habituales, como el no incluir las bebidas en la carta para cobrar precios desproporcionados por ellas o indicar que la carne, el pescado y el marisco tienen ‘precios según mercado’ sin indicar cuáles son. La organización de personas consumidoras señala que muchos bares y restaurantes cuentan con listas de precios en los que indican que no está incluido el IVA, una práctica expresamente prohibida por la normativa, que obliga a indicar siempre precios finales. Por su parte, Rubén Sánchez, portavoz de FACUA, lamenta que las sanciones hacia estos establecimientos son irrisorias, por lo que este tipo de prácticas siguen teniendo lugar.


DE ESTE A OESTE – MARÍA ANGÉLICA GONZÁLEZ – Jefa Servicio Provincial de Consumo Cádiz

Las personas mayores son las víctimas perfectas de los fraudes en las ventas de puerta en puerta o por teléfono ya que permanecen mucho tiempo en casa y además, disponen de mucho tiempo libre para hablar y también están dispuestos a escuchar. Por eso, este tipo de ventas son una buena manera de entrar en su hogar y los estafadores les pueden convencer o engañar para que firmen falsos contratos. Después, no vuelven a saber nada de quien se los vendió ni reciben nunca el producto que compraron. La mejor arma contra los fraudes y los timos es la información y, por ello, la secretaría provincial de Consumo en Cádiz se ha desplazado hasta el aula de mayores de la Universidad gaditana para concienciarles sobre los peligros de los productos milagros, las compras por internet, las revisiones del gas, etc. También se les han dado las herramientas suficientes para evitar este tipo de estafas. Mª Angélica González, jefa del servicio provincial de Consumo en Cádiz, aconseja no abrir la puerta a desconocidos, no contratar sin leer antes el contrato ni dar datos personales por teléfono o internet. Además recomienda tener especial cuidado con las revisiones de gas ya que son uno de los timos más frecuentes. Recuerda que en el caso del gas ciudad sólo puede hacer la revisión la empresa que tengamos contratada, previo aviso y cobrando el servicio en la factura. En el caso del gas butano, sólo debe acudir a la casa la empresa que hayamos elegido por lo que, aconseja, siempre hay que rechazar la visita de desconocidos y si las personas mayores se sienten intimidadas, llamar a la policía. Para reclamar, recuerda, hay que acudir a los servicios provinciales de Consumo o a la OMIC más cercana con toda la documentación disponible en ese momento.

Hemeroteca OLA

CONOCE NUESTROS PROYECTOS: