AGENCIA de NOTICIAS LOCALES y CIUDADANAS de ANDALUCÍA

LIDIA CASTRO (Escuelas de Calor) y JOSÉ ÁBALOS (USTEA)

La vuelta a las aulas ha causado gran incertidumbre entre alumnado, familias y personal docente y auxiliar.

Pocos días después del inicio de las clases en infantil y recién estrenado el curso en Secundaria, las protestas son las protagonistas. Ya en las semanas previas al comienzo del curso, los colectivos implicados en la enseñanza protagonizaron todo tipo de acciones reivindicativas reclamando medidas de seguridad ante esta situación. Por eso mismo, el Sindicato de Estudiantes, junto a otros colectivos, ha convocado tres días de huelga que daban comienzo este miércoles en toda España para que los y las estudiantes accedan a una educación digna y segura.

Reivindican que se cumplan las medidas de seguridad en los 4.600 de centros públicos de Infantil, Primaria y Secundaria de Andalucía. Los convocantes consideran que no se está manteniendo la distancia de seguridad en las ratios por clase fijadas por la Junta y no se garantiza la desinfección necesaria al no disponer de las plantillas de profesorado y personal de administración y servicios suficientes. Por parte de las familias nos atiende Lidia Castro, una de las portavoces de Escuelas de Calor. Y, desde el ámbito sindical, José Ábalos, portavoz de USTEA.

Objetivos

Entre otras cuestiones, pretenden con esta huelga que la Consejería retome alguna forma de solución en las aulas desde infantil a primer ciclo de secundaria, contratando los docentes necesarios y buscando espacios e instalaciones junto con las administraciones locales que ya los han ofrecido, trabajo que no se ha hecho este verano y ahora está por hacer. Respecto a Secundaria, quieren que sea semipresencial a partir de tercero de la ESO, con recursos tanto materiales como humanos que permitan ejercerlas con posibilidades de éxito educativo. También reforzar con medidas claras la higienización de los centros, dotándolos de materiales y de trabajadores cualificados y que los mismos cuenten con personal sanitario y que los trabajadores más vulnerables sean tratados como tal.


ANTONIO PALMA – Ustea Granada

Ustea, junto a CGT y la Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnado Alhambra de Granada están realizando huelgas y movilizaciones contra la supresión de líneas de ESO en centros de pequeños municipios rurales.

La protesta se ha realizado este jueves pese a las declaraciones del delegado de Educación de la Junta en Granada, Antonio Jesús Castillo, que desmintió que 51 colegios de la provincia vayan a perder la ESO, por lo que 700 alumnos y alumnas tendrían que acudir a otros municipios a cursarla. Para Antonio Palma, delegado sindical de Ustea en Granada, esta supresión es real y hace que el alumnado tenga que trasladarse a localidades de mayor tamaño para acudir a clases del primer ciclo de secundaria. Unos trayectos que en ocasiones suman dos horas en total ida y vuelta. Esto, según denuncia, repercute de forma negativa en el rendimiento escolar.

Además, inciden desde Ustea en el impacto que tiene en la vida de los pequeños municipios, dejando una merma considerable en sus servicios públicos. En este sentido, señala que las medidas contra la ya famosa despoblación deben dirigirse a reforzar ámbitos como el educativo dotándolos de los recursos humanos y materiales suficientes.

Movilizaciones desde el inicio del curso

Ya en el pasado mes de octubre, Codapa instaba a la Junta a dotar de recursos suficientes a las escuelas rurales y poner fin a los recortes para evitar su desaparición. Denuncian que en los últimos años están extinguiéndose este tipo de centros de entornos rurales. Por ello, exigen que haya una defensa común para mantener vivo este modelo.


PEPE ÁBALOS – USTEA, Unión de Sindicatos de Trabajadoras y Trabajadores de Enseñanza de Andalucía

La educación concertada aumenta en más de 20.000 el número de alumnos y alumnas al año. 

La balanza comienza a inclinarse hacia la escuela concertada arañando más de 22.000 alumnos y alumnas al año a la educación privada y pública. Pepe Ábalos, responsable de Acción Sindical de USTEA, Unión de Sindicatos de Trabajadoras y Trabajadores de Enseñanza de Andalucía, explica que en la educación pública se han perdido alrededor de 1.500 unidades escolares mientras que en la educación concertada ha sido una pérdida anecdótica.

Precariedad laboral en educación

El responsable de Acción Sindical de USTEA, critica que la tasa de reposición del profesorado no es suficiente, rozando solo el 40%, lo que significa que donde había 100 trabajadores funcionarios ahora habrá 40. El resto es cubierto por el profesorado interino, que trabajan en condiciones más precarias.


EMISIÓN EN DIRECTO

Conoce los encantos de Rute (Córdoba)

CONOCE NUESTROS PROYECTOS: